- Tumores -
(C100082)

Dolor y aumento rápido de volumen en el segundo dedo del pie

Pablo Javier Sierra Madrid
I. Vara Patudo, M. García López, A. Suárez Ratia

COT
HOSPITAL UNIVERSITARIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS. Alcalá de Henares (MADRID)

Supervisión

M. S. Pérez Antoñanzas

Facultativo Especialista de Área

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 31 años de edad, sin antecedentes médicos de interés, que acudió a consulta tras notar un aumento considerable del volumen y del dolor en el segundo dedo del pie izquierdo de 4 meses de evolución. No refería ningún traumatismo previo.

Examen Físico

A la exploración, se evidenció una tumoración dura, adherida al plano profundo, dolorosa a la palpación en la falange proximal del segundo dedo del pie izquierdo. El paciente refería dolor a la deambulación en la fase propulsiva de la marcha.

Pruebas Complementarias

• Rx: lesión ósea lítica expansiva en la falange proximal (fig. 1).

• TC: lesión lítica expansiva que adelgaza la cortical en l afalange proximal; los espacios articulares están respetados.

• RM: lesión ósea insuflante que afecta a la totalidad de la falange proximal, sin destrucción cortical ni masa de partes blandas. Presenta cavidades multiloculadas y niveles líquidos.

Diagnóstico

Se realizó la biopsia ósea con tru-cut y se mandó el tejido a Anatomía Patológica, que informa de septos fibrosos que delimitan las cavidades repletas de hematíes con células gigantes multinucleadas, sin signos de malignidad. Los datos eran compatibles con un quiste óseo aneurismático.

Tratamiento

Se decidió realizar tratamiento quirúrgico mediante un abordaje dorsolateral de la falange proximal y una resección total de la falange patológica, que se envió para confirmar histológicamente el diagnóstico. Se procedió a sacar injerto autólogo estructural tricortical de la cresta iliaca del paciente para, a continuación, tallarlo con la misma forma y tamaño de la falange. Seguidamente, se hizo un curetaje para eliminar el cartílago articular de la base de la falange media y se realizó una artrodesis de la articulación interfalángica proximal sintetizando el injerto con la falange media por medio de una aguja de Kirschner. Se puso una férula cruropédica tras el cierre de la herida.

Evolución

La herida quirúrgica cicatrizó sin signos de infección. Anatomía Patológica confirmó el diagnóstico previo. Tras casi 5 semanas con férula, las Rx mostraban la permanencia de la totalidad del injerto con signos de consolidación de la artrodesis (fig. 2), por lo que se decidió extraer la aguja, retirar el yeso y poner una sindactilia. A los 2 meses, el paciente comenzó con carga parcial con plantilla de descarga.

Tras 8 meses de evolución, el paciente no presenta dolor a la palpación ni a la deambulación. El injerto conserva su tamaño íntegro y no hay signos radiológicos de recurrencia.

Discusión

Los quistes óseos aneurismáticos son tumores benignos de crecimiento agresivo. La segunda y tercera décadas de la vida son las edades preferentes para su aparición. La peculiaridad de este caso reside en la localización. Estos tumores son típicos de huesos largos, de los que el húmero proximal y el fémur distal son sus localizaciones más frecuentes. Los huesos de la mano son una localización muy poco habitual, y su aparición en los huesos del pie es extraordinaria (2% de estos tumores).

La etiología de estas lesiones no está clara. Algunos autores la relacionan con traumatismos, y otros, con lesiones tumorales primarias, como fibromas o tumores de células gigantes1. Siguiendo la estadificación de Campanicci de estas lesiones, este caso sería clasificado como un tipo 4, dado que el quiste había erosionado ambas corticales sin llegar a romperlas.

En la mayoría de las ocasiones, el tratamiento de estos tumores consiste en el curetaje de las paredes del quiste con o sin aplicación de fenol. A continuación, la cavidad creada se rellena con autoinjerto o aloinjerto, e incluso con cemento2. Si se hubiera producido una fractura, sería necesario realizar osteosíntesis. La tasa de recurrencia alcanza el 10-20%3.

Debido a la gran afectación cortical y para evitar recurrencias que podrían significar la amputación, se decidió resecar toda la falange y sustituirla por autoinjerto estructural, que, tubulizado en forma y de adecuado tamaño, supone un excelente sustituto en la función de la falange en la biomecánica de la marcha del pie.

Bibliografía

1. Clough JR, Price CHG. Aneurismal bone cyst: pathogenesis and long term results if treatment. Clin Orthop Relat Res. 1973; 97: 52.

2. Dormans JP, Hanna BG, Johnston DR, Khurana JS. Surgical treatment and recurrence rate of aneurysmal bone cyst in children. Clin Orthop Relar Res. 2004; 421: 205-11.

3. Gibbs CP Jr, Hefele MC, Peabody TD, Montag AG, Aithal V, Simon MA. Aneurymal bone cyst of the extremeties: factors related to local recurrence after curettage with a high-speed burr. J Bone Joint Surg Am. 1999; 81: 1671-8.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100082i_24042970.jpg Fig. 1. Rx anteroposterior de pie izquierdo en carga preoperatoria.
C100082i_26737494.jpg Fig. 2. Rx anteroposterior de pie postoperatoria a las 4 semanas de la intervención.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4