- Tumores -
(C100070)

Tumor recidivante en el tercio proximal del fémur en un adolescente

Pouya Alijanipour
M. Arjona Díaz, M. S. Hirschfeld León, J. Dallarosa Nogales

Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología
Hospital Costa del Sol. Marbella (Málaga)

Supervisión

E. Cruz Ocaña

Médico Adjunto

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 16 años, extranjero de raza blanca, que acude con dolor en la zona trocantérea y cara anterior del muslo, además de impotencia funcional para la actividad deportiva.

Como antecedente refiere fractura de fémur derecho a los 13 años, tratado en su país de origen con enclavado endomedular elástico. A los cuatro meses de este tratamiento, se retiró el material de osteosíntesis con la fractura ya consolidada. Un año después, con 14 años, consulta con nuestro Servicio para seguimiento rutinario. Se realizaron radiografías y resonancia magnética (RM), con imágenes compatibles con quiste óseo aneurismático. Se practicó curetaje más aporte de aloinjerto en dicha zona. El estudio anatomopatológico confirmó el diagnóstico de quiste óseo aneurismático, siendo la evolución favorable sin ayudas para la marcha.

Examen Físico

Bipedestación normal con marcha sin cojera. Movilidad de raquis, caderas y rodillas completa y no dolorosa. Herida quirúrgica con buen aspecto. A la palpación, dolor localizado en la cara anteroexterna de la parte proximal del muslo. Exploración neurovascular normal.

Pruebas Complementarias

- Hemograma y bioquímica: normales.

- Radiografía simple: quiste multilocular en el tercio proximal diafisario del fémur con márgenes relativamente delimitados, que adelgaza la cortical anterolateral.

- RM: cambios postquirúrgicos en el tercio proximal del fémur con injerto óseo incorporado al callo de fractura. Lesión quística expansiva multilocular de 5 cm de diámetro longitudinal, de márgenes esclerosos con niveles líquido-líquido compatible con recidiva de quiste óseo aneurismático entre el tercio proximal y medio de la diáfisis del fémur (fig. 1).

- Gammagrafía ósea con galio: aumento de actividad osteoblástica en la diáfisis femoral derecha. Se descarta afectación a otro nivel óseo.

Diagnóstico

Recidiva de quiste óseo aneurismático.

Tratamiento

Resección parcial con aporte masivo de autoinjerto más osteosíntesis con enclavado endomedular no fresado (Universal Femoral Nail, Synthes, West Chester, EEUU) con espira cefálica y bloqueado con dos tornillos distales estáticos.

El estudio anatomopatológico postoperatorio confirma el diagnóstico de la lesión y exéresis completa con márgenes libres.

Evolución

La evolución postoperatoria ha sido favorable. A los tres meses de esta última intervención comenzó la marcha con carga progresiva y a los siete meses actividad deportiva. En estudios radiológicos y tomografía computarizada ocho meses después de la intervención, se apreció buena consolidación con callo en la diáfisis femoral e injertos óseos discontinuos en el tercio proximal del fémur (fig. 2). Al año y medio realiza vida normal con actividad sin dolor.

Discusión

El quiste óseo aneurismático se ha descrito como una lesión destructiva ósea benigna con contenido sanguíneo. Algunos autores no lo consideran como un tumor verdadero1,2, aunque los estudios inmunohistoquímicos y genéticos recientes lo proponen como una entidad tumoral3. La recidiva puede llegar hasta el 20% y está relacionada con edad menor de 15 años, zona afectada y curetaje incompleto. Su tratamiento depende de estas variables.

Las opciones terapéuticas incluyen inyecciones intralesionales de corticoides o escleroterapia, curetaje, resección, embolización y aporte local de injerto óseo. La embolización se ha recomendado sobre todo para las lesiones en los sitios con acceso dificultoso o cerca de estructuras nerviosas, como en las vértebras, donde además la intervención quirúrgica conlleva riesgo de inestabilidad y deformidad de la columna. En algunos casos, como en el nuestro, puede ser necesario realizar osteosíntesis por defecto cortical importante. En estos casos, se recomienda generalmente osteosíntesis con clavos intramedulares, ya que además de estabilizar el foco, proporciona buena alineación4. En este caso, se utilizó una espira cefálica con el clavo y no bloqueo proximal por la cercanía de la lesión al trocánter menor.

Bibliografía

1. Heck Jr RK. Bengin bone tumors and neoplastic conditions simulating bone tumors. En: Canale ST, Beaty JH (eds.). Campbell ´s Operative Orthopaedics. 11.ª ed. Philadelphia: Mosby Elsevier; 2008. p. 855-82.

2. Rab G. Tumores. En: Staheli L. Ortopedia pediátrica. Madrid: Marbán; 2006. p. 305-22.

3. Cottalorda J, Bourelle S. Modern concepts of primary aneurysmal bone cyst. Arch Orthop Trauma Surg. 2007; 127: 105-14.

4. Catteral A. Fracturas patológicas. En: De Pablos J, González-Herranz P (eds.). Fracturas infantiles. Conceptos y principios. 2.ª ed. Madrid: MBA; 2005. p. 155-62.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100070i_Imagen 1.jpg Fig. 1A. Radiografía anteroposterior. 1B. Resonancia coronal preoperatorias.
C100070i_Imagen 2.jpg Fig. 2A. Radiografía anteroposterior. 2B. TC sagital postoperatorias.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2010
ISBN: 978-84-7989-621-8