- Pelvis y columna vertebral -
(C100054)

Fractura-luxación lumbosacra: a propósito de un caso

Bárbara Lozano Soldevilla
B. Lozano Soldevilla, A. Bailez Arias, L. Ventura Carro

TRAUMATOLOGIA
HOSPITAL UNIVERSITARI MÚTUA DE TERRASSA. Terrassa (BARCELONA)

Supervisión

D. Bosch García

Médico Adjunto

Historia clínica

Anamnesis

Paciente de 46 años que ingresó en nuestro centro el 9 de noviembre de 2010 tras sufrir una caída desde 13 m por intento de autólisis), según informó el Servicio de Emergencias.

Entre sus antededentes personales destaca un trastorno depresivo grave. Había realizado un intento autolítico 2 años antes mediante la sobreingesta de fármacos.

Examen Físico

A la llegada a Sala de Emergencias, el paciente presentaba frecuencia cardiaca de 71 lpm, presión arterial indetectable pero con pulso femoral presente e intubación orotraqueal; estaba conectado a ventilación mecánica, sedoanalgesiado y relajado, con pupilas isocóricas y reactivas.
En la valoración inicial presentaba hipofonesis basal derecha y pelvis inestable.

Una vez estabilizado hemodinámicamente, se prosiguió con la valoración secundaria, en la que se observaron fracturas costales derechas cerradas, con enfisema subcutáneo ligero, pelvis inestable, deformidad y herida incisa en el carpo izquierdo y deformidad del tobillo izquierdo. Fue imposible realizar la valoración neurológica por estado del paciente.
 

Pruebas Complementarias

• Analítica general: hemoglobina 8,6 g/dl; plaquetas 172 x 10^9/l; leucocitos 10,33 x 10^9/l; proteína C reactiva 1,73 mg/l; uribenzodiacepinas positivas.

• Rx de pelvis: fractura a nivel sacroiliaco y de ramas isquiopubianas.

• Manteniendo la estabilidad hemodinámica, se trasladó al paciente a la Sala de Radiología, donde se realizó una body-TC (fig. 1).

Diagnóstico

Se estableció diagnóstico de fractura D11 y L1 en estallido, con ocupación del canal raquídeo en un 80%; fractura de ramas pélvicas; fractura conminuta de sacro y coxis con un amplio desplazamiento de los fragmentos de forma anterior; fractura de apófisis espinosas de L5 y L4; fractura de región anterior del acetábulo derecho y del isquion del mismo lado; fractura conminuta de cúbito/radio distal y de pilón tibial izquierdos; fractura de la quinta a la octava costillas derechas en sus arcos posteriores, y hemoneumotórax.
 

Tratamiento

Se realizó cirugía de control de daños tras el estudio radiológico: se colocó un fijador externo en la pelvis, el radio y el pilón tibial izquierdos.

No se inició pauta NASCIS (del National Spinal Cord Injury Sudy) por no poder valorar el estado neurológico del paciente a su llegada y así evitar las complicaciones asociadas al tratamiento con corticoides en estos casos.

El 12 de noviembre de 2010 se procedió a la reducción de la fractura-luxación sacra y a la estabilización lumbosacra mediante instrumentación posterior (fig. 2).

Evolución

Actualmente, el paciente está pendiente de someterse a la cirugía de las secuelas por la fractura de radio-cúbito distal. Puede realizar transferencias y presenta una mejoría en el tono muscular de las extremidades. Realiza autosondajes intermitentes y controla el esfínter anal.

Discusión

La fractura-luxación espinopélvica es una lesión grave y poco frecuente, como puede observarse en la literatura médica. Se trata de pacientes que han sufrido traumatismos de alta energía, principalmente por caídas desde cierta altura, aunque también tras sufrir accidentes de tráfico.
Habitualmente asocian lesiones neurológicas de las raíces nerviosas, ocasionando secuelas neuromusculares y problemas esfinterianos. La raíz que se afecta con mayor frecuencia es la L5. En este tipo de fracturas es habitual la existencia de lesiones neurológicas sacras irreversibles.

Para obtener un diagnóstico preciso se requieren Rx simples y TC. Cuando el paciente no presenta un compromiso neurológico agudo puede realizarse una RM urgente.

El tratamiento de las lesiones vitales es prioritario; el de las lesiones espinales no es una emergencia, siempre que no exista daño neurológico progresivo objetibable.

El tratamiento es siempre quirúrgico y se requiere la reducción abierta y la instrumentación por una vía posterior. Es muy importante asegurarse de que no existen fragmentos óseos intracanal o protusión discal (puede comprobarse mediante una RM o intraoperatoriamente).

El uso de una artrodesis intersomática anterior es controvertido, según muestra la literatura médica. La artrodesis anterior mediante abordaje abdominal hace precisa una segunda intervención. La técnica de elección es la artrodesis anterior mediante abordaje posterolateral.

El nivel de la fijación dependerá de la extensión de los daños vertebrales asociados.

Bibliografía

1. Tsirikos AI, Saifuddin A, Noordeen MH, Tucker SK. Traumatic lumbosacral dislocation: report of two cases. Spine. 200415; 29: E164-8.

2. Vialle R, Court C. Traumatic lateral lumbosacral dislocation: one case and review of literature. J Spinal Disord Tech. 2005; 18: 286-9.

3. Vialle R, Wolff S, Pauthier F, Coudert X, Laumonier F, Lortat-Jacob A, Massin P. Traumatic lumbosacral dislocation: four cases and review of literature. Clin Orthop. 2004; 419: 91-7.

4. Zarrouk A. Traumatic lumbosacral fracture dislocation: a case report and review of the literature. Spine. 2007; 93: 730-5.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100054i_e.jpg Fig. 1. Corte sagital de TC lumbosacra.
C100054i_q.jpg Fig. 2. Control postoperatorio.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4