- Osteoporosis -
(C100445)

Coxalgia tras caída de un taburete en paciente de edad avanzada  

SERGIO TEJERO GARCIA
Serrano Toledano, Lirola Criado, Martínez Salas

COT
COMPLEJO HOSPITALARIO REGIONAL VIRGEN DEL ROCÍO. Sevilla (SEVILLA)

Supervisión

Lázaro Gonzálvez

FEA Servcio COT Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla

Historia clínica

Anamnesis

Mujer de 74 años de edad, con antecedentes personales de miocardiopatía valvular con tratamiento anticoagulante y diabetes mellitus de tipo 2, que, en su domicilio, sufrió una caída casual sobre la cadera derecha al intentar sentarse en un taburete.

La paciente es traída al Servicio de Urgencias del hospital en ambulancia con la sospecha de fractura de cadera. 

Examen Físico

A su llegada, la paciente se encuentra consciente y orientada, con una puntuación de 15 en la Glasgow Coma Scale (GCS). No precisa estabilización hemodinámica. Refiere dolor en la cadera y en la pala iliaca derecha, que aumenta con las rotaciones de la cadera. No presenta clínica neurovascular asociada ni alteraciones urinarias. A la inspección, no se evidencian acortamiento ni rotación externa del miembro inferior derecho.

Pruebas Complementarias

• Rx en proyecciones anteroposterior, alar y obturatriz: fractura de la rama iliopubiana, de la pala iliaca y del cotilo derechos (fig. 1A).

• TC: fractura compleja de las dos columnas, donde el techo acetabular está disgregado del hueso iliaco (fig. 1B).

Diagnóstico

Fractura del cotilo derecho (fractura compleja de las dos columnas) y de la rama iliopubiana derecha.

Tratamiento

El quinto día de ingreso se interviene quirúrgicamente, con la paciente en decúbito supino, mediante un abordaje ilioinguinal de Judet-Letournel y utilizando las tres ventanas de la vía. En primer lugar, se realizan la reducción y la osteosíntesis de la fractura de la pala iliaca con una placa de cuatro orificios y un tornillo LC2. Posteriormente, se reduce la fractura de la columna anterior con una placa de 10 orificios desde el ala iliaca derecha a la rama iliopubiana derecha. La osteosíntesis de la columna posterior se realiza con tornillos (fig. 2).

Evolución

En el postoperatorio inmediato, la paciente precisa transfusión sanguínea. Evoluciona favorablemente y es dada de alta a los 6 días de la intervención con tratamiento anticoagulante según indica el Servicio de Hematología, tratamiento analgésico, alendronato y vitamina D (colecalciferol).

Se mantiene a la paciente en descarga durante 2 meses y, posteriormente, se autoriza la carga parcial con andador. A los 3 meses presenta una buena movilidad de la cadera derecha, con ligera limitación para la flexión, y a los 4 meses comienza a deambular en carga total con bastón.
Pasados 3 años no se han observado cambios en la Rx y la paciente deambula con normalidad.

Discusión

Las fracturas del acetábulo en personas de edad avanzada están en boga en la actualidad, dado que su incidencia se ha doblado en los últimos años respecto a los jóvenes. Asimismo, la población geriátrica, cada vez más prevalente en los países desarrollados, requiere un aceptable funcionamiento del aparato locomotor, ya que la inmovilización es un factor que precipita el declive multiorgánico1. Las lesiones del acetábulo más frecuentes en el anciano son las fracturas de la columna anterior y de la pared posterior, aunque las puramente específicas de este grupo de edad son las de la lámina cuadrilátera con protrusión de la cabeza femoral. En relación con las fracturas complejas, como en el caso presentado, la fractura de las dos columnas tiene como característica la disgregación de la superficie articular acetabular del resto del iliaco2. Ante esta situación, se deben tener presentes tres aspectos primordiales que van a condicionar el tratamiento elegido: 1) la funcionalidad previa del paciente; 2) las comorbilidades asociadas, y 3) las características de la fractura. El patrón oro para tratar estas fracturas, si el estado general del paciente lo permite, consiste en la reducción abierta y en la fijación interna. En condiciones fisiopatológicas más precarias, se puede optar por la fijación percutánea sin buscar una reducción perfecta y, en un segundo acto quirúrgico, por la realización de una artroplastia total de cadera3. Aunque se ha hecho popular el abordaje de Stoppa para la columna anterior y para la lámina cuadrilátera, esta paciente requirió un abordaje ilioinguinal para conseguir una reducción satisfactoria4. En conclusión, se debe tener en cuenta el estado funcional previo y fisiológico del paciente, así como realizar un análisis y una planificación preoperatoria de la fractura detalladas para disminuir la agresión quirúrgica.  

Bibliografía

1. Patel MN, Goldman NT. Individualized plan of care for the geriatric patient with acetabular fracture. Operative Techniques in Orthopaedic. 2011; 21: 306-11.

2. Zelle BA, Cole PA. Open reduction and internal fixation of complex geriatric acetabular fracture. Operative Techniques in Orthopaedic. 2011; 21: 286-92.

3. Evans AR, Pape HC. Percutaneous fixation of geriatric acetabular fractures. Operative Techniques in Orthopaedic. 2011; 21: 265-71.

4. Sands SS, Sagi HC. Open reduction of geriatric acetabulum fractures using a stoppa exposure. Operative Techniques in Orthopaedic. 2011; 21: 272-5. 

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100445i_Diapositiva1.jpg Fig. 1. A. Rx anteroposterior de pelvis. B. Corte coronal de TC en el que se puede apreciar la separación del techo acetabular del resto del iliaco.
C100445i_Diapositiva1.png Fig. 2. Rx de pelvis tras el tratamiento quirúrgico.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título:
ISBN: