- Rodilla -
(C100440)

Paciente con rotura bilateral de cuádriceps

Sergio López Alonso
López Alonso, Penelas Abeleira

COT
HOSPITAL UNIVERSITARIO A CORUÑA. Coruña (A) (A CORUÑA)

Supervisión

Souto González

Adjunta Cirugía Ortopédica y Traumatología CHUAC

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 65 años de edad que acude a Urgencias por presentar dolor e impotencia funcional de ambas rodillas. Refiere que, mientras subía unas escaleras, comenzó con dolor y pérdida de fuerza; a continuación, se cayó. Sigue tratamiento prolongado con quinolonas (ciprofloxacino, 500 mg/12 h) por infección de tracto urinario (ITU) de repetición. 

Examen Físico

En ambos miembros inferiores se palpa signo del "hachazo" en la región suprarotuliana. La exploración neurovascular distal no muestra alteraciones, pero el paciente es incapaz de realizar la extensión de ambas rodillas contra gravedad. 

Pruebas Complementarias

Ante la sospecha de roturas de cuádriceps se solicitan Rx y, posteriormente, una ecografía de dicha región anatómica, que confirman el diagnóstico (figs. 1 y 2).

Diagnóstico

Rotura bilateral del tendón cuadricipital.

Tratamiento

Con carácter urgente, se decide intervenir quirúrgicamente. Bajo anestesia raquídea, se procede a la evacuación del hematoma y a la sutura con cordón PDS de la porción proximal del tendón con la rótula mediante triple tunelización longitudinal. Finalmente, se refuerza la sutura con puntos sueltos de Vycril. Este proceso se realiza de forma bilateral. En ambos casos, se inmoviliza con férulas posteriores de yeso con la rodilla en extensión.

Evolución

El postoperatorio transcurre sin incidencias, sin que se evidencien datos de infección de la herida quirúrgica y con la exploración neurovascular distal sin alteraciones ni signos de trombosis venosa profunda.

Se decide dar el alta hospitalaria a los 3 días de la intervención quirúrgica; se prescribe heparina y se mantiene la inmovilización de ambos miembros inferiores durante 6 semanas, periodo tras el cual se sustituyen por ortesis articuladas, que, de forma progresiva, van a ir permitiendo grados mayores de flexión de la rodilla, al mismo tiempo que permiten comenzar la deambulación con ayuda de un andador. Las heridas cicatrizan sin incidencias y desaparece el dolor.

A los 3,5 meses de la cirugía se retiran las ortesis. Se mantiene la deambulación con andador, en un primer momento, y con bastones ingleses más adelante. En la exploración, la extensión es completa y la flexión es mayor de 90º. El paciente continúa en seguimiento en las consultas externas.

A los 9 meses de ser intervenido, el paciente deambula sin necesidad de útiles de ayuda, por lo que se procede al alta.

Discusión

La rotura del tendón cuadricipital es una lesión poco frecuente pero grave que requiere la realización de un diagnóstico y un tratamiento quirúrgico precoces. Es más frecuente en individuos de edad avanzada y en los casos no relacionados con traumatismos se asocia a enfermedades médicas subyacentes, como insuficiencia renal, obesidad, gota, hiperparatiroidismo, lupus eritematoso sistémico o toma prolongada de corticoides1.

Aunque son más infrecuentes, se han publicado diversos casos de roturas bilaterales espontáneas en pacientes sin antecedentes relevantes2. En el caso clínico que comentamos, el paciente carecía de enfermedades sistémicas que explicaran la lesión, a excepción del tratamiento por un tiempo prolongado de quinolonas, las cuales, en ocasiones, se asocian a tendinitis e incluso a roturas de tendones3,4.

El diagnóstico es principalmente clínico, pero los estudios de imagen (ecografía y/o Rx) son útiles para diferenciar las roturas incompletas de  las completas. Las primeras pueden ser tratadas de forma conservadora, mientras que las segundas requieren ser intervenidas quirúrgicamente; el método que utilizamos en nuestro caso es el de elección para muchos autores5.

Bibliografía

1. Doron I, Nirmal T, et al. Rotura del tendón cuadricipital. J Am Acad Orthop Surg (edición en español). 2003; 2: 236-44.

2. Peret P, Raya JS, et al. Roturas tendinosas bilaterales del aparato extensor de la rodilla: serie de casos. Rehabilitación Madrid. 2012; 46: 68-70.

3. Casparian JM, Luchi M, Moffat RE, Hinthorn D. Quinolones and tendon ruptures. South Med J. 2000; 93: 488-91.

4. Karistinos A, Paulos LE. Ciprofloxacin-induced bilateral rectus femoris rendon rupture. Clin J Sport Med. 2007; 17: 406-7.

5. Farrell CM, Scuderi GR, Easly ME. Rotura del tendón del cuádriceps y del tendon rotuliano. En: Insall JN, Scott WN, editores. Insall & Scott. Cirugía de la Rodilla. Vol. 1. Madrid: Elsevier; 2007. p. 967-75.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100440i_Imagen A.jpg Fig. 1. Ecografía del miembro inferior derecho en la que se aprecia una zona hipoecogénica en relación con un hematoma, en la zona del tendón. A la derecha se encuentra la rótula.
C100440i_Imagen B.jpg Fig. 2. Rx del miembro inferior derecho en la que se puede observar un adelgazamiento sobre la rótula.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título:
ISBN: