- Rodilla -
(C100380)

Complicación postoperatoria en fractura abierta de fémur y tibia

Maria Isabel Matamoros Hermosos
N. Medina León, A. Conde Albarracín

COT
HOSPITAL VIRGEN MACARENA. Sevilla (SEVILLA)

Supervisión

R. Periáñez Moreno

Facultativo Especialista de Área

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 30 años de edad, con antecedentes personales de diabetes mellitus de tipo 1 y sin alergias medicamentosas conocidas, que sufrió un accidente de motocicleta con traumatismo del miembro inferior derecho y herida de 10 cm en la rodilla. Fue trasladado a Urgencias por los Servicios de Asistencia Extrahospitalaria con férula neumática.

Examen Físico

A la exploración, el paciente estaba consciente, orientado y colaborador, con Glasgow Coma Scale (GCS) de 15/15. No se evidenció un traumatismo toracoabdominal. Presentaba una fractura abierta del cóndilo interno del fémur y de la meseta tibal externa del miembro inferior derecho con dolor, deformidad e impotencia funcional, así como una herida de 12 cm en dicha rodilla. Estaba hemodinámicamente estable. La exploración vasculonerviosa distal no mostró alteraciones.

Pruebas Complementarias

• Rx anteroposterior y lateral de rodilla: fractura de fémur distal de tipo 33 B2 y de tibia proximal 41B3 abierta de grado III A de Gustilo (fig. 1, izquierda).

• Estudio preanestésico: ASA 2/5.

Diagnóstico

Se estableció diagnóstico de fractura de fémur distal de tipo 33 B2 y de tibia proximal 41 B3 abierta de grado III A de Gustilo.

Tratamiento

Inicialmente, se colocó tracción transtibial, se realizó el cierre directo de la herida y se instauró antibioterapia intravenosa (cefazolina y tobramicina).

A las 72 h de la intervención no existían signos de infección cutánea, por lo que se decidió proceder a la reducción abierta y a la fijación interna de la fractura femoral y tibial con placa lateral y tornillo sobre el cóndilo femoral interno (fig. 1, derecha).

Evolución

La evolución fue tórpida: el paciente presentó fiebre en el postoperatorio inmediato, con leucocitosis y aumento de la proteína C reactiva, por lo que se procedió a la limpieza quirúrgica y a la toma de muestras para Microbiología. Se aisló Pseudomona aeruginosa.

Tras la intervención, el paciente continuaba con fiebre y se observó supuración de la herida quirúrgica. Por ello, al cabo de 1 mes, se decidió proceder a la extracción del material de osteosíntesis. El paciente evolucionó hacia una artrofibrosis con intenso dolor a la carga y pérdida de balance articular (-20-0-50).

Al cabo de 1 año, la infección remitió, pero el paciente continuaba con una gran limitación funcional, por lo que se realizó una artroplastia de rodilla (fig. 2). Tras la colocación de la prótesis, el paciente tuvo una evolución favorable, con reincorporación a sus actividades diarias previas.

Discusión

Los accidentes de tráfico son la causa más frecuente de fracturas abiertas. El tratamiento de las partes blandas constituye un punto fundamental, ya que este tipo de fracturas presentan mayor tasa de complicaciones que las cerradas. Existe común acuerdo en que las fracturas abiertas son emergencias quirúrgicas, y el objetivo primario es convertir la herida contaminada en una herida limpia.

La regla de oro de las fracturas abiertas es limpiar, fijar y tapar, teniendo en cuenta que cada fractura personalidad propia.

Hasta que no se haya realizado el desbridamiento y clasificado la fractura no debemos valorar el método de estabilización, que es el más comúnmente aceptado para el tratamiento inicial el fijador externo.

En nuestro caso, ante una fractura de estas características, en un primer momento se optó por una reducción abierta y una osteosíntesis, que se complicó con la infección del material implantado y con una artrofibrosis, lo que obligó a llevar a cabo nueva intervención para la realización de una artroplastia total de rodilla en un paciente de 30 años. Este caso pone de manifiesto que el tratamiento más adecuado de una fractura abierta es la curación de las partes blandas y la estabilización con fijador externo.

Bibliografía

1. Lebel E, Blumberg N, Gill A, Merin O, Gelfond R, Bar-On E. External fixator frames as interim damage control for limb injuries: experience in the 2010 Haiti Earthquake. J Trauma. 2011 Apr 15.

2. Singh D, Garg R, Bassi JL, Tripathi SK. Open grade III fractures of femoral shaft: Outcome after early reamed intramedullary nailing. Orthop Traumatol Surg Res. 2011 Jun 2.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100380i_Imagen1.png Fig. 1. Izquierda. Rx anteroposterior (AP) de rodilla en la que se aprecia la fractura abierta de fémur y tibia. Derecha. Rx AP de rodilla postoperatoria.
C100380i_Imagen2.png Fig. 2. Rx anteroposterior (izquierda) y lateral (derecha) en la que se aprecia la prótesis total de rodilla.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4