- Mano y muñeca -
(C100318)

Fractura de radio distal: tratamiento con tracción bipolar

Jose Antonio Rodriguez Torres
P. Estévez Sánchez, B. Ríos García, N. Plaza Salazar

Microcirugía y Cirugía de la Mano
HOSPITAL MONOGRÁFICO ASEPEYO DE TRAUMAT. CIRUGÍA Y REHABILITACIÓN. Coslada (MADRID)

Supervisión

M. Arilla Castilla

Tutor de Residentes

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 51 años de edad, pintor de profesión, que acudió a Urgencias tras sufrir una caída desde 2 m de altura con apoyo en la mano derecha en hiperextensión. Refería dolor en dicha muñeca. No presentaba dolor en otras localizaciones.

Examen Físico

A la exploración, existían dolor, deformidad e impotencia funcional de la muñeca derecha. No se observaron alteraciones a la exploración del extensor largo del pulgar. La exploración neurovascular distal de la mano derecha fue normal.

Pruebas Complementarias

• Rx simple (fig. 1): fractura intraarticular de radio distal derecho (Frykman1 VII-Gartland 2 IV).

Diagnóstico

Se estableció diagnóstico de fractura de radio distal.

Tratamiento

Se procedió a la reducción cerrada con mesa de tracción y osteosíntesis con cuatro agujas de Kirschner intrafocales; se mantuvo la ligamentotaxis3 con sistema de tracción bipolar.

Evolución

Tras 4 semanas se retiraron las agujas de tracción; las intrafocales y el yeso antebraquiopalmar se mantuvieron durante 2 semanas más. En ese momento se inició la rehabilitación durante 9 semanas. El paciente fue dado de alta a los 4 meses con una fuerza y una movilidad funcional normales (déficit de 5º en todos los movimientos).

Discusión

Las fracturas de la extremidad distal del radio siguen siendo una entidad compleja de tratar, a pesar de la evolución que ha expermentado la osteosíntesis en este campo. Presentan una diversidad de clasificaciones, múltiples tratamientos, distintas escalas de valoración, disociación clínico-radiológica y tolerancia del paciente. Su frecuencia es elevada: constituyen el 10-15% de las fracturas en un Servicio de Urgencias.

El yeso de tracción bipolar fue diseñado por Lorenz Böhler en 1934, se basa en el concepto de ligamentotaxis3 y fue descrito por el Dr. Vidal en 1977; al tensar los ligamentos de la muñeca (que permanecen intactos en las fracturas de radio distal), se produce una reducción de dicha fractura.
La técnica quirúrgica consiste en la colocación del paciente en una mesa de tracción de mano y muñeca, reducción cerrada bajo control fluoroscópico, inserción de una aguja de Kirschner proximal al foco de fractura (inicialmente fue descrita en el cúbito, aunque actualmente se hace en el radio) y otra en la base del segundo y tercer metacarpianos. Al colocar el yeso, se consigue mantener la tracción aplicada inicialmente. De esta forma, se consigue evitar el colapso de este tipo de fracturas. El hecho de colocar la aguja proximal en el radio crea una incapacidad de la pronosupinación, lo que hace posible que el yeso sea antebraquiopalmar. Esta técnica permite, a su vez colocar agujas intrafocales4, que consiguen una mejor reducción de la fractura. El yeso de tracción bipolar se considera en desuso, e incluso está contraindicado según algunos autores (Rockwood).

No obstante, es la técnica de elección en nuestro centro para la mayor parte de las fracturas de radio distal. Como toda técnica, tiene sus contraindicaciones: fractura articular conminuta, síndrome compartimental, edad avanzada, imposibilidad de reducción cerrada, lesión de metacarpianos y fractura abierta.

Las complicaciones descritas en este proceso son el síndrome de dolor regional complejo5, debido al exceso de tracción, infección superficial de los pines, lesión de la rama sensitiva del radial y las descritas en cualquier otra síntesis de fracturas.

La tracción bipolar no deja de ser, en su concepción, una fijación externa, fácil de realizar, con una curva de aprendizaje rápida, válida para urgencias; además, necesita poco material y es barata, por lo que debería considerarse aún vigente6 para el tratamiento de estas fracturas.

Bibliografía

1. Frykman G. Fracture of the distal radius including sequelae. Acta Orthop Scand. 1967; 108: 1-153.

2. Gartland JJ,Werley CW. Evaluation of healed Colles' fractures. J Bone Joint Surg. 1951; 33A: 895-907.

3. Bartosh RA, Soldan MJ. Intraarticular fracture of the distal radius. A cadaveric study to determine if the ligamentotaxis restores radiopalmar tilt. Hand Surg Am. 1990; 15: 18.

4. Trumble TE, Wagner W, Hanel DP, Vedder NB, Gilbert M. Intrafocal (Kapandji) pinning of distal radius fractures with and without external
fixation. J Hand Surg. 1998; 23A: 381-94.

5. Kaempffe FA, Wheeler DR, Peimer CA, Hvisdak KS, Ceravolo J, Senall J. Severe fractures of the distal radius. Effect of amount and duration of external fixator distraction on outcome. J Hand Surg Am. 1993; 18: 33-41. 

6. López- Casero R, Galeote E, de Pedro JA, García de Lucas F, Pérez-Caballer AJ, García-López A, et al. Fractura de la extremidad distal de radio tratadas con fijador externo de muñeca. Rev Fij Ext. 1995; 1: 21-6.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100318i_Imagen 1.jpg Fig. 1. Rx de Urgencias.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4