- Ortopedia infantil -
(C100284)

Diagnóstico diferencial en incurvaciones congénitas de la tibia

Ernesto Villalba Mendoza
A. Fernández Ansorena, C. Gascón López

Traumatología y Cirugia Ortopédica
HOSPITAL SON ESPASES (Antes SON DURETA). Palma de Mallorca (ILLES BALEARS)

Supervisión

L. Corominas Frances

Médico adjunto, Hospital Son Espases

Historia clínica

Anamnesis

Presentamos dos casos de recién nacidos con incurvación y acortamiento de una de las tibias que fueron detectadas al nacer. La gestación de ambos había cursado sin complicaciones y carecían de antecedentes familiares de interés.

Examen Físico

Caso 1. Recién nacida con incurvación posteromedial de la tibia asociada a pie talo y discreto acortamiento de la tibia. No presentaba manchas en la piel y el resto de la exploración fue normal.

Caso 2. Recién nacido con acortamiento y marcada incurvación anterolateral de la tibia izquierda. A la exploración no se apreciaron manchas cutáneas, y la rodilla y el pie eran normales.

Pruebas Complementarias

En ambos casos, se realizó un estudio radiológico mediante Rx anteroposterior:

Caso 1: incurvación tibial posteromedial (fig. 1A).

Caso 2: incurvación tibial anterolateral con seudoartrosis asociada (fig. 1B).

El caso 2 fue enviado al Servicio de Genética para descartar neurofibromatosis; clínicamente, no cumplía los criterios diagnósticos.

Diagnóstico

Se establecieron los siguientes diagnósticos:

Caso 1. Incurvación posteromedial congénita de la tibia1.

Caso 2. Seudoartrosis congénita de la tibia2.
 

Tratamiento

Caso 1. El tratamiento consistió en la observación y, para el manejo del pie lato, en la realización de ejercicios de fisioterapia (fig. 2A).

Caso 2. El paciente fue intervenido al año de edad mediante escisión del foco de seudoartrosis e injerto óseo y enclavado intramedular (fig. 2B).
 

Evolución

Caso 1. La evolución fue buena, con resolución completa del cuadro de pie talo y disminución progresiva de la incurvación de la tibia.

Caso 2. La evolución fue tórpida, con seudoartrosis y aumento de la incurvación, por lo que se precisó tratamiento quirúrgico.
 

Discusión

La incurvación congénita de la tibia, según la dirección del ápex de la curva, tiene diferentes implicaciones pronósticas y terapéuticas. La incurvación posteromedial es una entidad benigna, se asocia a la coexistencia de pie calcáneo valgo y tiene una tendencia natural a la corrección espontánea, aunque en alguna ocasión puede precisar tratamiento con yesos y ejercicios de fisioterapia. Por el contrario, la anterolateral se asocia a seudoartrosis congénita de la tibia (con o sin neurofibromatosis de tipo 1), su pronóstico es pobre, con arqueamiento progresivo de la tibia, precisa siempre de un abordaje invasivo y puede llegar a ser necesario amputar la pierna3.

Bibliografía

1. Tachdjian MO, editor. Ortopedia pediátrica. 2.ª ed. México: Nueva Editorial Interamericana; 1994.

2. Canale ST, Beaty JH, editores. Campbell. Cirugía ortopédica. 11.ª ed. Barcelona: Elsevier España; 2010.

3. Vander Have KL, Hensinger RN, Caird M, Johnston C, Farley FA. Congenital pseudarthrosis of the tibia. J Am Acad Orthop Surg. 2008; 16(4): 228-36.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100284i_Imagen 1 Caso SECOT.jpg Figura 1. Rx anteroposteriores en las que se aprecian incurvaciones tibiales: posteromedial en el caso 1 (A) y anterolateral con seudoartrosis asociada en el caso 2 (B).
C100284i_Imagen 2 caso SECOT.jpg Figura 2. A. Caso 1: control radiográfico tras un seguimiento de 13 meses; se aprecia una menor incurvación tibial. B. Caso 2: Rx de control tras realizar tratamiento quirúrgico.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4