- Tumores -
(C100263)

Fractura de cadera en un paciente con antecedentes oncológicos tras un traumatismo leve

Andrés Castillo Palacios
N. Blanco Rubio, L. Castán Bellido, L. Malo Finestra

Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatológica
Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza (Zaragoza)

Supervisión

B. Seral García

Médico Adjunto

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 61 años de edad, asintomático, que tras una caída casual en su domicilio sufre gran dolor en la región inguinal izquierda e incapacidad para la deambulación. Como antecedentes patológicos relevantes constaba el diagnóstico de un hipernefroma en el riñón derecho trece años antes del episodio traumático que se describe en el caso. La patología tumoral fue tratada mediante una nefrectomia radical derecha, tras la cual se fueron realizando sucesivos controles en los que no se objetivaron recidivas de la patología neoplásica.

Examen Físico

En la exploración inicial el paciente presentaba gran dolor en la región inguinal izquierda a la palpación. Se objetivaba también un acortamiento de la extremidad afecta y actitud en rotación externa. Impotencia funcional activa y pasiva de dicha extremidad impidiendo la deambulación.

Pruebas Complementarias

- En la radiología simple se observó una distorsión de la anatomía del cuello femoral y trocánter con la presencia de imágenes líticas, así como un trazo de fractura en la región del cuello (fig. 1).

- Se realiza también una gammagrafía ósea y una tomografía computarizada mediante la cual se detectan posibles focos metastásicos en el tercio medio de la decimosegunda costilla derecha así como en cabeza, cuello y región trocantérea del fémur izquierdo.

- También fue realizada una punción aspiración con aguja fina, con la que se llegó al diagnóstico de presunción de metástasis de hipernefroma.

Diagnóstico

Fractura patológica de la cadera izquierda por metástasis de hipernefroma.

Tratamiento

Tras ingreso del paciente, el Servicio de Radiología Intervencionista realiza una embolización selectiva de la masa tumoral consiguiendo un resultado morfológico aceptable de cara a facilitar la cirugía. Se implanta al paciente una prótesis de resección tumoral total modular y se envían para análisis las piezas resecadas al Servicio de Anatomía Patológica. El estudio de la pieza es informado como metástasis de hipernefroma (carcinoma de células claras grado III) sin infiltración tumoral en los bordes de la misma, confirmándose el diagnóstico de presunción (fig. 2).

Evolución

El informe histológico descartó la utilización de radioterapia postquirúrgica en la cadera. El Servicio de Oncología implantó un tratamiento quimioterápico paliativo dada la esperanza de vida del paciente. En controles ambulatorios postquirúrgicos no se detectaron alteraciones en cuanto a la situación del implante y una buena evolución respecto a la movilidad y rehabilitación de la cadera del paciente.

Discusión

El hipernefroma supone el 85% de los tumores malignos primarios del riñón y el 2% de las neoplasias malignas de modo global. Es uno de los tumores que más frecuentemente origina metástasis óseas, siendo una particularidad de éstas su aparición diez o más años después de la cirugía renal1. En muchas ocasiones éstas debutan clínicamente con dolor o déficits funcionales, pero hay otros muchos casos en los cuales se muestran asintomáticas y se detectan cuando se ha producido una fractura patológica. La cadera se implica en el 55% de los casos, y el debut como fractura ocurre en el 51%2 .

La decisión terapéutica debe ser multidisciplinar, teniendo en cuenta la esperanza de vida del paciente, el dolor y la funcionalidad3. En este caso se optó por la vía quirúrgica implantando una prótesis de resección tumoral. Previamente se realizó una embolización selectiva para facilitar la cirugía y disminuir la pérdida sanguínea del paciente, proceso que ha sido demostrado como efectivo en los casos que se observa una reducción de más del 50% de la vascularización tumoral4. Una correcta resección de los bordes del tejido patológico, así como una posterior reconstrucción con material protésico lo más anatómica posible, serán factores favorecedores del éxito de la cirugía ortopédica, pudiendo en el caso de las metástasis únicas favorecer la resolución total de la patología tumoral del enfermo5.

Bibliografía

1. Mignon F, et al. Local recurrence and metastatic dissemination of renal cell carcinoma: clinical and imaging characteristics. J Radiol. 2003; 84: 275-84.

2. Sabo D, et al. Surgical management of skeletal metastases of the extremities. Orthopade. 1998; 27: 274-81.

3. Anthony I, et al. Metastatic carcinoma of the long bones. Am Fam Physician. 2007; 76: 1489-94.

4. Ralph K, et al. Interventional management of hypervascular osseous Metastasis: Role of embolotherapy before orthopedic tumor resection and bone stabilization. AJR Am J Roentgenol. 2008; 191: 240-7.

5. Bickeis J, et al. Bone metastases of renal cell carcinoma: The role of surgery. IMAJ. 2002; 4: 376-8.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100263i_Imagen1.jpg Fig. 1. Radiología simple de la lesión y detalle de la hipercaptación de la cadera en la gammagrafía.
C100263c_imagen2.jpg Fig. 2. Imagen histológica de la metástasis ósea. Se observa en la parte superior una trabécula ósea siendo erosionada por los osteoclastos activados por las enzimas tumorales (flechas).

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2010
ISBN: 978-84-7989-621-8