- Hombro y codo -
(C100026)

Complicación vascular de una luxación de codo

Elvira Bellido González
P. Morales Sánchez, D. Comesaña Bastero, J. M. Pascual Espinosa

Cirugía Ortopédica y Traumatología
Hospital Juan Ramón Jimenez. Huelva (Huelva)

Supervisión

A. Luis Calero

Facultativo Especialista de Área

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 36 años de edad sin antecedentes personales de interés. Acude al Servicio de Urgencias de este hospital por dolor e impotencia funcional en el codo izquierdo tras sufrir una agresión física, según refiere el paciente.
A la exploración se observa deformidad en el codo y ausencia de pulsos radial y cubital, y un discreto descenso de temperatura en la mano afecta. La radiología muestra una luxación posterolateral de codo sin fracturas asociadas.
Se realiza reducción cerrada urgente e inmovilización con charpa. El control radiológico objetiva la correcta reducción de la luxación pero continúa la ausencia de pulsos distales, por lo que se decide avisar al Servicio de Cirugía Vascular.

Examen Físico

Tras la valoración por el Servicio de Cirugía Vascular, presenta a la inspección un importante edema a nivel del codo, hematoma en el bíceps y en la cara anterior del antebrazo. Frialdad en la mano. Ausencia de pulso radial y cubital, pero se palpa pulso humeral a nivel de la axila. Relleno capilar retardado. Exploración neurológica sin alteraciones.

Pruebas Complementarias

- Radiología de control postreducción: articulación reducida sin fractura asociada.
- En la angio-TC de urgencia se aprecia una lesión de la arteria braquial a unos 6 cm del olécranon, un segmento de 7 cm aproximadamente sin relleno vascular y recanalización de la arteria braquial distal justo antes de la bifurcación en la arteria radial y cubital, permeables en todo su recorrido (fig. 1).

Diagnóstico

Luxación posterolateral del codo izquierdo con lesión de la arteria humeral.

Tratamiento

El paciente fue intervenido por el Servicio de Cirugía Vascular de urgencias bajo anestesia regional y sedación, realizándosele un by-pass húmero-humeral izquierdo con injerto autólogo de vena safena invertida y posterior inmovilización con charpa.

Evolución

Tras la intervención el paciente recuperó los pulsos radial y cubital y desapareció la frialdad de la mano.
A la semana se le realiza una angio-TC de control postquirúrgico, observándose el by-pass de la arteria humeral izquierda permeable de calibre normal y sin imágenes aparentes de estenosis ni trombosis ni extravasación de contraste (fig. 2).
Dada la buena movilidad de los dedos, la muñeca y la prono-supinación del antebrazo, y ante la ausencia de complicaciones, fue dado de alta hospitalaria. Posteriormente, el paciente continuó sus revisiones por el Servicio de Traumatología y Cirugía Vascular, sin aparición de incidencias.

Discusión

Ante un paciente con una luxación de codo, la principal prioridad es la exploración de la situación neurovascular del antebrazo y la mano previa a la manipulación, por el riesgo implícito de lesión vasculonerviosa y/o la aparición del síndrome compartimental1.

La ausencia de pulso no impide la realización de las maniobras de reducción cerrada. Sin embargo, si posteriormente a la reducción de la luxación de codo los pulsos en la muñeca continúan siendo negativos, se debe avisar al Servicio de Cirugía Vascular para su valoración. Previamente a la cirugía es necesaria la realización de una prueba de imagen para identificar la lesión y su localización. La prueba gold standard es la angiografía2. La intervención consiste en realizar un by-pass con injerto de vena safena invertida si la zona lesionada es extensa y no permite la anastomosis término-terminal de la arteria. El tiempo aproximado para restablecer la revascularización es de 4-19 horas3. En los casos en los que la demora en la intervención ha ocasionado una mala perfusión del antebrazo y de la mano, debe realizarse una fasciotomía volar de ambas localizaciones para reducir el riesgo de que se produzca una contractura isquémica de Volkmann1.

Una vez reducida la luxación hay que explorar la estabilidad varo/valgo del codo y la tendencia a la luxación en los últimos grados de extensión. Si es una articulación inestable, el ligamento colateral lateral debe ser reparado, y a veces, es necesaria la inmovilización con un fijador externo a 90º3.

Bibliografía

1. Mezera K, Hotchkiss R. Rockwood and Green´s. Fracturas en el adulto. 5.ª ed. Madrid: Marbán Libros; 2003.

2. Marcheix B, Chaufour X, Ayel J, Hollington L, Mansat P, Barret A, Bossavy JP. Transection of the brachial artery after closed posterior elbow dislocation. Journal of Vascular Surgery. 2005; 42:1230-2.

3. Ayel JE, Bonnevialle N, Lafosse JM. Acute elbow dislocation with arterial rupture. Analysis of nine cases. Orthopaedics & Traumatology, Surgery & Research. 2009; 95: 343-51.

4. Squires NA. Tomaino MM. Brachial artery rupture without median nerve dysfunction after closed elbow dislocation. American Journal of Orthopedics (Chatham, Nj). 2003; 32: 298-300.

5. Thomas PJ, Noellert RC. Brachial artery disruption after closed posterior dislocation of the elbow. American Journal of Orthopedics (Chatham, Nj). 1995; 24: 558-60.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100026i_jpeg-0186.JPG Fig. 2. Angio-TC postreducción de luxación de codo.
C100026i_jpeg-0183.JPG Fig. 1. By-pass húmero-humeral.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2010
ISBN: 978-84-7989-621-8