- Mano y muñeca -
(C100252)

Síndrome del martillo hipotenar

Raquel Castro Salvador
A. Sánchez Eiris, D. Martínez Capoccioni, B. Fernández Bran

Cirugía Ortopédica y Traumatología
HOSPITAL POVISA S.A. Vigo (PONTEVEDRA)

Supervisión

J. Couceiro Otero

Tutor de Residentes

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 58 años de edad, carnicero de profesión, que tras ser remitido por su mutua de trabajo ingresó por presentar cianosis, hipoparestesias/parestesias y frialdad en el tercer, cuarto y quinto dedos de la mano derecha (dominante) tras sufrir un traumatismo con el mango de un cuchillo en la eminencia hipotenar. No refería antecedentes personales de interés.

Examen Físico

A la inspección, presentaba cianosis en el tercer, cuarto y quinto dedos de la mano derecha. En la exploración destacaba hipoestesia y parestesias en dichos dedos con frialdad. El test de Allen fue negativo para la arteria cubital.

Pruebas Complementarias

• Analítica y estudio de coagulación: normales.

• Rx simple de muñeca en dos proyecciones: sin lesiones óseas agudas.

• Angio-TC del miembro superior: hallazgos sugestivos de trombosis postraumática de la arteria cubital derecha; lesión sugestiva de daño endotelial en la arteria radial y cubital (fig. 1).

Diagnóstico

Se estableció diagnóstico de síndrome del martillo hipotenar.

Tratamiento

Al ingreso, el paciente fue intervenido mediante exploración quirúrgica, descompresión y trombectomía de la arteria cubital. Se observó induración y afectación de todo el espesor de la arteria en su trayecto de 2 cm, en probable relación con los traumatismos repetidos por su profesión. A las 48 h de la intervención fue dado de alta.

En el seguimiento ambulatorio, se observó buena evolución clínica hasta que el paciente reanudó su actividad laboral. Entonces apareció dolor a la altura de la cicatriz e hipoestesia en el territorio cubital. Se solicitó una EMG para descartar una posible lesión traumática en el momento del accidente o bien una fibrosis secundaria y compresión en el nervio cubital. No se encontraron datos concluyentes de patología en la musculatura de la mano ni afectación del nervio cubital, peso sí se objetivó una afectación moderada del nervio mediano.

Evolución

A los 3 meses de la primera intervención, el paciente fue ingresado para realizarle una perfusión intravenosa de vasodilatadores periféricos. Se realizó, entonces, una arteriografía, la cual confirmó la presencia de una oclusión de la arteria cubital distal y del arco palmar, con escasa vascularización hacia el tercer, cuarto y quinto dedos de la mano derecha (fig. 2).

Durante el ingreso hospitalario el paciente se mantuvo asintomático, por lo que se optó por un tratamiento conservador en espera de la evolución, después de valorar la posibilidad de una nueva trombosis en un injerto venoso o de una derivación en un nivel tan distal. Al alta, se pauta tratamiento con cilostazol y ácido acetilsalicílico. Se descartó la presencia de vasculitis.

Pasados 4 meses del alta hospitalaria, el paciente no presentaba alteraciones de la sensibilidad, disestesias o parestesias en el tercer, cuarto y quinto dedos de la mano derecha, aunque persistía una discreta mejoría de la temperatura digital, que empeoraba con el frío o al sumergir la extremidad en agua; en tales situaciones se reproducía la sintomatología inicial.

Discusión

Aunque Von Rosen (1934) fue el primero en publicar las carasterísticas de esta entidad, incluyendo opciones de tratamiento quirúrgico y hallazgos patológicos, fueron Conn et al. (1970) quienes introdujeron el término “síndrome del martillo de la eminencia hipotenar”.

Con este caso queremos poner de manifiesto que, aunque es una entidad descrita en pocos casos en la literatura médica, debemos tenerla en cuenta ante pacientes con traumatismos repetidos sobre la arteria cubital en el arco palmar superficial a su paso por el canal de Guyon. En esta localización, la arteria pasa cerca del pisiforme, del hueso ganchoso y del ligamento transverso del carpo.

En la actualidad, nuestro paciente continúa con tratamiento conservador y se ha acordado realizar un injerto vascular en caso de que se produzca un empeoramiento clínico.

Bibliografía

1. Friedrich KM, Frühwald-Pallamar J, Stadlbauer A, Salem G, Salomonowitz E. Hypotenar hammer syndrome: long-term follow-up of selective thrombolysis by 3.0-T MR angiography. Eur J Radiol. 2010; 75: e27-31.

2. McCready RA, Bryant MA, Divelbiss JL. Comboned thenar and hypotenar hammer syndromes: Case report and review of the literature. J Vasc Surg. 2008; 48: 741-4.

3. Bakhach J, Chahidi N, Conde A. Hypotenar hammer syndrome: management of distal embolization by intra-arterial fibrinolytics. Chir Main. 1998; 17(3): 215-20.

4. Kaji H, Honma H, Usui M, Yasuno Y, Saito K. Hypotenar hammer syndrome in workers occupationlly exposed to vibrating tools. J Hand Surg Br. 1993; 18(6): 761-6.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100252i_Fig 1 caso.jpg Fig. 1. Angio-TC del antebrazo y de la mano derecha que muestra hallazgos sugestivos de trombosis de la arteria cubital derecha.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4