- Miscelánea -
(C100226)

Reconstrucción microquirúrgica de secuelas en el miembro superior tras quemaduras de tercer grado en paciente pediátrico

Luis Martin Magaña
A. Aroca Cabezas, R. Navarro Ortiz, F. Paulos Dos Santos

Cirugía Ortopédica y Traumatología
HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE ALICANTE. Alicante/Alacant (ALICANTE)

Supervisión

A. García López

Facultativo Especialista de Área. Tutor de Residentes

Historia clínica

Anamnesis

Niña de 12 años de edad, de origen marroquí y sin antecedentes médico-quirúrgicos de interés, que con 6 meses de edad sufrió quemaduras de tercer grado en el miembro superior derecho durante un incendio.

Examen Físico

A la exploración, se observó hipoplasia grave de antebrazo y mano con cicatrices retráctiles extensas que incluían los dedos (fig. 1A). A pesar de la deformidad, la paciente era capaz de realizar una mínima pinza con los muñones metacarpianos residuales.

Pruebas Complementarias

• Rx simple de antebrazo y mano: preservación de estructuras óseas antebraquiales y carpometacarpianas con aplasia de falanges e hiperflexión dorsal radiocarpiana de 180º (fig. 1B).

• Angio-RM de miembro superior derecho: permeabilidad de los troncos arteriales radial y cubital.

• Angio-TC de ambos pies: rama interdigital a ambos lados procedente de la pedia y que cruza entre el primer y el segundo dedos para hacerse plantar, siguiendo el trayecto entre ambos.

Diagnóstico

Se estableció diagnóstico de amputación de la mano derecha por secuelas de quemaduras.

Tratamiento

Tras una planificación preoperatoria minuciosa, se realizó la reconstrucción de la mano con colgajo microquirúrgico quimérico anterolateral del muslo izquierdo (8 x 22 cm)1,2 con transferencia simultánea del segundo dedo del pie derecho a la mano. Las anastomosis vasculares se efectuaron entre el pedículo del colgajo con los vasos radiales, y entre el pedículo pedio del dedo del pie y la bifurcación circunfleja femoral del pedículo del propio colgajo (fig. 2A). Asimismo, se realizó la sutura del nervio colateral del dedo al nervio radial con el fin de lograr la recuperación sensitiva, se fijó la cabeza del metatarsiano al carpo con una aguja de Kirschner y se corrigió la deformidad radiocarpiana mediante la colocación de un fijador externo. Por último, se realizó una sutura tendinosa de tipo Pulvertaft del flexor del dedo transferido al flexor pollicis longus.

Evolución

Durante el periodo postoperatorio inmediato, la evolución fue satisfactoria, sin que la paciente presentara seroma, dehiscencia de herida ni infecciones superficiales o profundas.

Actualmente, tras 7 meses de postoperatorio, la paciente está satisfecha con el aspecto estético, presenta una recuperación sensitiva completa del dedo y es capaz de realizar la prensión de objetos con una pinza simple (fig. 2B). 

Discusión

Las amputaciones múltiples de los dedos representan un problema clínico importante que limita la función de la mano y afecta psicológicamente al paciente. Este problema es, si cabe, más grave en situaciones con lesiones mutilantes asociadas, deformidades graves y extensa lesión de partes blandas. En estos casos, el reto es minimizar el número de intervenciones, acortar el periodo de recuperación, y recuperar la función y la apariencia normales de la mano3.

En la reconstrucción del pulgar, en especial en situaciones en las que no hay dedos disponibles para realizar una pulgarización, la alternativa más viable suele ser la transferencia de un dedo del pie a la mano4En los casos en los que, además, existe una afectación grave de piel y partes blandas, varias lesiones pueden ser reconstruidas con colgajos independientes, cada uno con un pedículo vascular propio, que se unen a una estructura vascular común, compartiendo así flujo sanguíneo. Esto fue definido por Hallock como "colgajo quimérico"5Los colgajos quiméricos son ideales para la reconstrucción de lesiones traumáticas graves de la mano, debido a que múltiples zonas pueden ser tratadas de forma sincrónica.

La reconstrucción microquirúrgica de la mano amputada constituye siempre un reto terapéutico que exige la intervención de un equipo multidisciplinar de cirujanos experimentados, así como una planificación preoperatoria cuidadosa, incluyendo una valoración detallada del estado vascular tanto de la zona donante de tejidos como de la receptora.

Bibliografía

1. Chen HC, Tang YB. Anterolateral thigh flap: an ideal soft tissue flap. Clin Plast Surg. 2003; 30: 383-401.

2. Adler N, Dorafshar AH, Agarwal JP, Gottlieb LJ. Harvesting the lateral femoral circumflex chimera free flap: guidelines for elevation. Plast Reconstr Surg. 2009; 123: 918-25.

3. Zhang YX, Wang D, Zhang Y, Ong YS, Follmar KE, Levin LS, et al. Triple chimeric flap based on anterior tibial vessels for reconstruction of severe traumatic injuries of the hand with thumb loss. Plast Reconstr Surg. 2009; 123: 268-75.

4. Leung PC. Thumb reconstruction using second-toe transfer. Hand Clin. 1985; 1: 285-95.

5. Hallock GG. The complete nomenclature for combined perforator flaps. Plast Reconstr Surg. 2011; 127: 1720-9.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100226i_Figura 1.png Fig. 1. A. Aspecto clínico. B. Rx simple.
C100226i_Figura 2.png Fig. 2. A. Representación de la intervención realizada. B. Aspecto clínico final.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4