- Tobillo y pie -
(C100214)

Rotura espontánea del tendón tibial anterior

Diego Fernando Aranguren Rodriguez
Barrancos Ruiz, Castillo Solano, Camacho Jañez

Cirugia ortopedica y traumatologia
COMPLEJO ASISTENCIAL DE ZAMORA. Zamora (ZAMORA)

Supervisión

Garcimartín Sevillano

Médico Especialista Cirugía Ortopédica y traumatología.

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 65 años de edad, con antecedentes personales de síndrome de apnea obstructiva del sueño e hipertension arterial, que acude a consulta por presentar un cuadro álgido en el pie izquierdo de 2 años de evolución, asociado a limitación ocasional para la marcha. El dolor se localiza en las caras anterior y medial de la unión tibiotarsiana, referido como sensación de quemazón de características intermitentes. El paciente niega que exista un antecedente traumático previo.

Examen Físico

A la exploración, el paciente presenta tumoración blanda, dolorosa, bien delimitada y móvil en la cara anterior de la tibia izquierda sobre el retináculo extensor. El dolor se reproduce a la inversión y a la dorsiflexión máxima, con moderado déficit funcional para la dorsiflexión del pie.

Pruebas Complementarias

- Rx del pie y del tobillo: no muestra cambios sugestivos de patología ósea.

- RM: engrosamiento focal de morfología fusiforme del tendón del tibial anterior, relacionado con cambios por rotura crónica del tendón e inicio de cambios fibróticos cicatriciales (fig. 1). 

Diagnóstico

Rotura crónica del tendón tibial anterior. 

Tratamiento

Teniendo en cuenta la demanda funcional del paciente y el tiempo de evolución, se decide optar por un tratamiento conservador: se instaura rehabitación, se indica el uso de uan férula tobillo-pie y se pauta control analgésico.

Evolución

Tras el tratamiento conservador, el paciente presenta una mejoría del déficit funcional, una disminución de la tumoración y la resolución completa del dolor en los controles realizados en los 3 y 6 meses siguientes.

Discusión

La rotura espontánea del tendón del tibial anterior es una patología poco frecuente1,2 observada en edades comprendidas entre la tercera y la sexta décadas de la vida. Se relaciona con esfuerzos bruscos en la flexión plantar, inyecciones locales de corticoides, diabetes mellitus y enfermedades reumáticas2. El diagnóstico es clínico y se confirma mediante pruebas de imagen, como la RM3. El tratamiento se basa en la actividad funcional de los pacientes; en la mayoría de los casos se interviene quirúrgicamente, y el tratamiento ortopédico se reserva para pacientes con baja demanda funcional1,2,4.

Debido a la baja demanda funcional de nuestro paciente, el tratamiento conservador que realizamos es una opción válida que presenta resultados clínicos satisfactorios.    

Bibliografía

1. Markarian GG, Kelikian AS, Brage M, Trainor T, Dias L. Anterior tibialis tendon ruptures: an outcome analysis of operative versus nonoperative treatment. Foot Ankle Int. 1998; 19: 792-802. 

2. Ellington JK, McCormick J, Marion C, Cohen BE, Anderson RB, Davis WH, et al. Surgical outcome following tibialis anterior tendon repair. Foot Ankle Int. 2010; 31: 412-7. 

3. Gallo RA, Kolman BH, Daffner RH, Sciulli RL, Roberts CC, DeMeo PJ. MRI of tibialis anterior tendón rupture. Skeletal Radiol. 2004; 33: 102-6.

4. Sammarco VJ, Sammarco GJ, Henning C, Chaim S. Surgical repair of acute and chronic tibialis anterior tendon ruptures. J Bone Joint Surg Am. 2009; 91: 325-32. 

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100214i_Imagen1-001.jpg Fig. 1. RM. Se coloca un marcador de auxina en la zona de la tumoración.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título:
ISBN: