- Tumores -
(C100021)

Talalgia recurrente de larga evolución y de intensidad creciente

Juan Garrido Gómez
C. A. Peña Rodríguez, F. López Caba

Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología
Hospital Clínico Universitario San Cecilio. Granada (Granada)

Supervisión

R. . Antelo Lorenzo

Director UGC

Historia clínica

Anamnesis

Mujer de 33 años derivada a consultas externas del Servicio de Cirugía Ortopedica y Traumatología por talalgia izquierda de repetición de unos cinco años de evolución. La paciente refiere que las crisis de dolor son cada vez más intensas y más duraderas y que no ceden con el tratamiento analgésico habitual. El dolor se inicia de forma súbita mientras realiza actividades habituales y cede progresivamente a lo largo de 10-15 días. Trabaja como administrativo. Niega sobreesfuerzo, cambio de calzado o traumatismo previo que explique los síntomas. El dolor es más intenso por la noche y le impide la bipedestación y la deambulación. En todas las ocasiones ha sido diagnosticada por su médico de familia de fascitis plantar, y ha sido tratada con diclofenaco o ácido acetilsalicílico y descarga del pie.

Examen Físico

Pie de curvatura normal. Postura antiálgica del pie izquierdo en equino. No se objetivan signos inflamatorios ni edemas en los miembros inferiores. Trofismo muscular normal. Dolor selectivo a nivel del calcáneo izquierdo, que se irradia hacia el antepié y que se incrementa con la digitopresión en la porción más anterior y plantar del calcáneo izquierdo. No se palpa masa en la zona talar izquierda. Movilidad de la articulación tibioperoneoastragalina y subastragalina normal, sin encontrar dolor ni crepitación con la movilización. Imposibilidad para la carga.

Pruebas Complementarias

- Radiología simple: lesión radiolucente de bordes esclerosos bien definidos y adelgazamiento cortical del calcáneo (fig. 1).

- TC: lesión quística localizada en la porción anterior del calcáneo. No se aprecia fractura patológica.

- RM: quiste en el calcáneo en toda la extensión del diámetro transverso, no insuflante, de contorno regular con pequeña prominencia en la pared medial. Tamaño 26 x 15 x 17 mm. Contenido de alta señal en T2 y STIR y media baja en T1. No reacción edematosa del tejido sano (fig. 2).

Diagnóstico

Quiste óseo esencial unicameral (QOE).

Tratamiento

Mediante abordaje externo del calcáneo izquierdo se lleva a cabo la realización de un curetaje de la cavidad. Al acceder a la cavidad quística aparece un líquido de baja densidad y de color paja. Se realiza curetaje mediante fresado de las paredes del quiste evitando las superficies articulares. Se rellena la cavidad resultante con matriz ósea desmineralizada y BMP.

Evolución

La paciente no presentó ninguna complicación en el periodo postoperatorio inmediato ni posterior. Se dejó en descarga durante 12 semanas, momento en el que se apreciaron signos de integración de la matriz ósea. Se permite carga progresiva sobre el pie intervenido con ayuda de bastones. A los seis meses de evolución la paciente deambula con ayuda de un solo bastón y está asintomática.

Discusión

Estas lesiones quísticas suelen descubrirse entre la primera y la segunda décadas de la vida; generalmente, los quistes suelen observarse en huesos tubulares, sobre todo en húmero y fémur, en pocos casos los QOE se producen en pacientes mayores de 20 años, siendo más frecuentes en calcáneo y hueso iliaco1,2. Los QOE unicamerales son tumores infrecuentes que suelen aparecer en los extremos de los huesos largos1. Los quistes óseos pueden ser lesiones activas en crecimiento continuo que causan insuficiencia estructural en el área ósea local, lo que ocasiona síntomas y, en ocasiones, fracturas patológicas2.

Al igual que otras lesiones benignas, los QOE atraviesan tres fases: activa, latente e involutiva. Cuando el quiste está en estadios de latencia y gran actividad se recomienda el tratamiento quirúrgico. Generalmente el legrado tradicional y el injerto resultan bastante eficaces. No existen indicios de que los materiales adyuvantes como nitrógeno líquido o fenol disminuyan el índice de recidivas, sino que pueden elevar la tasa de complicaciones3. Existen varios autores que aseguran que los osteoconductores y osteoinductores como el sulfato cálcico asociado a matriz ósea desmineralizada para rellenar el defecto que se genera tras el curetaje son, al menos, igual de efectivos que el injerto óseo autólogo y además evitan el defecto en la zona donante4,5. Es frecuente que el paciente sea diagnosticado de fascitis plantar de repetición si el QOE se localiza en el calcáneo.

Bibliografía

1. Gitelis S, Wilkins R, Conrad EU III. Bening bone tumors. Instr Course Lect. 1996; 45: 425-46.

2. Bensahel H, Jehanno P, Desgripes Y, Pennecot GF. Solitary bone cyst: controversies and treatment. J Pediatr Orthop. 1998; 7: 257-61.

3. Lokiec F, Wientroub S. Simple bone cyst: Etiology, classification, pathology and treatment modalities. J Pediatr Orthop Br. 1998; 7: 262-73.

4. Wilkins RM, Kelly CM, Giusti DE. Bioassayed demineralized bone matrix and calcium sulfate: use in bone-grafting procedures. Ann Chir Gynaecol. 1999; 88: 180-5.

5. Wilkins RM, Stringer EA. Demineralized bone powder: use in grafting space occupying lesions of bone. Int Orthop. 1994; 2: 71-8.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100021i_RXQOE.JPG Fig. 1. Radiografía simple del pie izquierdo: imagen lítica localizada en el calcáneo.
C100021i_RNM+TAC.JPG Fig. 2. A la izquierda TC: imagen quística que ocupa toda la extensión del diámetro transverso. No fractura patológica. A la derecha RM: imagen no insuflante de contorno regular. Tamaño 26 x 15 x 17 mm. Quiste de contenido claro con alta señal en T2 y sec.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2010
ISBN: 978-84-7989-621-8