- Tumores -
(C100202)

Tumor de células gigantes en el cúbito proximal

Juan Miguel Gómez Palomo
J. M. Gómez Palomo, J. J. García Vera, C. Quintero López

COT
HOSPITAL VIRGEN DE LA VICTORIA. Málaga (MÁLAGA)

Supervisión

E. Montañez Heredia

Jefa de Sección

Historia clínica

Anamnesis

Mujer de 53 años de edad, sin antecedentes médicos de interés, que acudió al Servicio de Urgencias de nuestro centro por presentar dolor moderado en el codo derecho que se acompañaba de una discreta impotencia funcional.                               

Examen Físico

A la inspección no se observó ninguna alteración evidente. Sin embargo, a la palpación se evidenció un dolor sordo a la altura del cúbito proximal, que se acompañaba de una discreta tumefacción con deformidad, sin presencia de cambios tróficos ni hematomas en la piel.

Pruebas Complementarias

• Rx convencional anteroposterior y lateral (fig. 1): tumoración en el cúbito proximal izquierdo.

• Ecografía de codo izquierdo: lesión lítica insuflante en el cúbito proximal izquierdo. La cortical se presenta adelgazada, insuflada, polilobulada y sin signos de periostitis ni presencia de masa en partes blandas. Se aprecian escasos vasos internos.

• Punción-biopsia ecoguiada: se obtiene un cilindro flexible y rojizo que se envía a Anatomía Patológica.

• TC sin contraste intravenoso (i.v.): lesión lítica de carácter geográfico, que ocupa el olécranon y se extiende hasta el hueso subcondral y la diáfisis cubital, con una longitud máxima de 6,5 cm y una anchura de 3,5 cm. La cortical se presenta insuflada, polilobulada y adelgazada con puntos de solución de continuidad, sin signos de periostitis ni masa en partes blandas. El margen distal se encuentra bien definido por una fina línea esclerosa. Se aprecian tabiques internos pero no matriz tumoral. No existen signos de infiltración articular.

En conclusión, se trata de una lesión ósea epifisaria no agresiva, compatible con tumor de células gigantes y, con menor probabilidad, con quiste óseo aneurismático.

Diagnóstico

Se establecieron los siguientes diagnósticos:

• Epidemiológico: Mujer de 54 años de edad con tumoración localizada en cúbito proximal izquierdo.

• Clínico: dolor moderado en el codo izquierdo que se acompaña de una discreta impotencia funcional.

• Radiológico: Rx convencional; ecografía; TC sin contraste i.v.; RM.

• Anatomopatológico: biopsia con aguja gruesa; cilindro de coloración marronácea-negruzca, de 6,5 cm de longitud. Compatible con tumor de células gigantes.

Tratamiento

Se decidió realizar un curetaje y el posterior relleno de la cavidad con polimetilmetacrilato, siguiendo el procedimiento descrito a continuación:

• Abordaje posterior del olécranon; disección por planos.

• Curetaje y fresado de alta velocidad.

• Relleno con cemento (polimetilmetacrilato) (fig. 2).

• Lavado, cierre por planos y vendaje compresivo. 
 

Evolución

La paciente evoluciona favorablemente; se observa una flexoextensión y una pronosupinación casi completas e indoloras tras 1 mes de la cirugía.

Discusión

Considerado una tumoración benigna, el tumor de células gigantes u osteoclastoma a menudo se acompaña de signos propios de una entidad con características agresivas. Así pues, tiene tendencia a la destrucción ósea local y puede producir metástasis locales, en ganglios linfáticos, en los pulmones e, incluso, se ha descrito su evolución a una forma sarcomatosa1,2. Esta agresividad biológica, definida por su peculiar comportamiento histológico, hace que la elección del procedimiento terapéutico más adecuado a veces entrañe dificultades y llegue a suponer un reto para el cirujano ortopédico.

Los procedimientos intralesionales continúan siendo la técnica de elección para la mayor parte de los tumores de células gigantes, frente a la resección en bloque, la cual, aunque nos ofrece un menor índice de recidivas, a menudo se asocia a una morbilidad quirúrgica no justificada3. Así, el curetaje o la decorticación amplia de la cavidad con fresas de alta velocidad, acompañado de los avances en las terapias adyuvantes con nitrógeno líquido, fenol, agua oxigenada e incluso laser de argón, han permitido reducir el número de recidivas a valores casi similares a lo conseguido con procedimientos quirúrgicos más agresivos4. Todo ello unido al relleno de la cavidad con cemento óseo o injerto evita la aparición de inestabilidades, con lo que se consigue que la repercusión funcional sea mínima.

Bibliografía

1. Karpik M. Giant Cell Tumor (tumor gigantocellularis, osteoclastoma) - epidemiology, diagnosis, treatment. Ortop Traumatol Rehabil. 2010; 12: 207-15. Review. English, Polish.

2. Turcotte RE. Giant cell tumor of bone. Orthop Clin North Am. 2006; 37: 35-51. Review.

3. Klenke FM, Wenger DE, Inwards CY, Rose PS, Sim FH. Giant cell tumor of bone: risk factors for recurrence. Clin Orthop Relat Res. 2011; 469: 591-9.

4.  Becker WT, Dohle J, Bernd L, Braun A, Cserhati M, Matejovsky Z, et al. Local recurrence of giant cell tumor of bone after intralesional treatment with and without adjuvant therapy. J Bone Joint Surg Am. 2008; 90: 1060-7.
 

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100202i_RADIOGRAFIA AP Y LATERAL.jpg Fig. 1. Rx anteroposterior y lateral en las que se aprecia la tumoración en el cúbito proximal izquierdo.
C100202i_RADIOLOGIA POSQUIRURGICA.jpg Fig. 2. Rx anteroposterior y lateral posquirúrgicas.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4