- Rodilla -
(C100161)

Fractura periprotésica en artroplastia de rodilla sin traumatismo previo

Nieves Blanco Rubio
R. Estella Nonay, A. Castillo Palacioes, A. Torres Campos

Cirugía ortopédica y traumatología
HOSPITAL CLÍNICO UNIVERSITARIO LOZANO BLESA. Zaragoza (ZARAGOZA)

Supervisión

B. Seral García

Médico Adjunto

Historia clínica

Anamnesis

Mujer de 76 años de edad, sin alergias medicamentosas conocidas y con antecedentes médicos de hipertensión arterial, arritmia cardiaca por fibrilación auricular en tratamiento con Sintrom, obesidad y portadora de artroplastia de la rodilla derecha y de revisión de la izquierda, que a los 5 años de la cirugía primaria de la rodilla derecha comenzó con dificultad para la deambulación y dolor constante en la rodilla.

Examen Físico

En la inspección no se observó una deformidad llamativa. La paciente presentaba una limitación del rango articular con dificultad para la flexión y la extensión completa. No existían signos aparentes de infección y mostraba un buen trofismo distal sin déficits neurovasculares distales.

Pruebas Complementarias

• Rx anteroposteriores y laterales, y tele-Rx de rodilla: osteólisis del platillo tibial con clara movilización del componente (fig. 1, izquierda).

• TC: fractura de las corticales externa e interna en la metáfisis tibial en la proximidad de los tornillos y pérdida de alineación (fig. 1, derecha).

• Gammagrafía con leucocitos marcados, y analíticas con proteína C reactiva y velocidad de sedimentación globular: ambas negativas, lo que descarta la presencia de un proceso infeccioso.

Diagnóstico

Se estableció diagnóstico de hundimiento del platillo tibial en la prótesis total de rodilla derecha por movilización protésica.

Tratamiento

Se intervino quirúrgicamente mediante la sustitución protésica con artroplastia de tipo PFC-TC3 ® con vástago tibial no cementado de 115 mm y femoral de 125 mm, añadiéndose un aloinjerto impactado, y una cuña total y medial valguizante de 15º. Las muestras obtenidas confirmaron la movilización aséptica del componente tibial.

Evolución

El postoperatorio inmediato cursó sin incidencias, con buena evolución clínica y radiológica, lo que permitió la carga con bastones de manera precoz.

Durante el seguimiento en consultas, a los 2 años la paciente estaba asintomática, con Rx de control satisfactoria (fig. 2), con discreto valgo, flexión de más de 100º y extensión completa, sin que se objetivara inestabilidad.

Discusión

La incidencia de las fracturas tibiales tras una artroplastia de rodilla es del 0,39% en la cirugía primaria y del 0,48% en la de revisión.

La clasificación más utilizada en estas fracturas es la propuesta por Félix. En ella, además de la localización, se tiene en cuenta la fijación o no del componente tibial .

Las fracturas de tipo 1 afectan al platillo tibial y suelen estar relacionadas con un alineamiento en varo del componente tibial y con un aflojamiento del mismo.

Las fracturas de tipo 2 (metafisodiafisarias en torno al vástago del componente tibial) son menos frecuentes, y en el 60% de los casos existe un antecedente traumático.

Las fracturas de tipos 3 (diafisarias distales a la prótesis) y 4 (de la tuberosidad tibial) se asocian a componente no movilizado.

No hay ningún protocolo de tratamiento claro para las fracturas de tibia en la prótesis total de rodilla debido a su poca frecuencia.

En las de tipo 1 se recomienda la cirugía de revisión para modificar la alineación o solucionar el aflojamiento del platillo, utilizando, si fuera necesario, suplementos en forma de cuñas metálicas o injertos óseos. Se recomienda emplear un vástago no cementado, ya que el cemento puede interferir en la consolidación de la fractura.

La cirugía de revisión, cuando existe una fractura periprotésica, es una técnica exigente. Los aloinjertos y los suplementos en forma de cuña se han mostrado útiles en la cirugía de revisión para suplir los defectos óseos a los que frecuentemente se asocian estas fracturas.

Bibliografía

1. Hanssen AD, Stuart MJ. Treatment of periprosthetic tibial fractures. Clin Orthop Relat Res. 2000; 380: 91-8.

2. Kim KI, Egol KA, Hozack WJ, Parvizi J. Periprosthetic fractures after total knee arthroplasties. Clin Orthop Relat Res. 2006; 446: 167-75.

3. Parvizi J, Jain N, Schmidt AH. Periprosthetic knee fractures. J Orthop Trauma. 2008; 22: 663-71.

4. Tharani R, Nakasone C, Vince KG. Periprosthetic fractures after total knee arthroplasty. J Arthroplasty. 2005; 20: 27-32.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100161i_figura 1(a-b).jpg Fig. 1. Rx anteroposterior (izquierda) y TC (derecha) en las que se observa el hundimiento del platillo tibial.
C100161i_figura 2.jpg Fig. 2. Rx postoperatorias tras la sustitución protésica con artroplastia de tipo PFC-TC3®.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4