- Cadera y muslo -
(C100148)

Prótesis total de cadera secundaria a artroplastia de resección tras fractura. A propósito de un caso

Alejandro Santacruz Arévalo
R. Cibantos Martínez, P. Romera Olivera, L. Alarma Barcia

Ortopedia y Traumatología
HOSPITAL VIRGEN DE LA SALUD. Toledo (TOLEDO)

Supervisión

R. Parrón Cambero

Médico Adjunto

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 60 años de edad que acudió a nuestra consulta por presentar dolor inguinal izquierdo de varios años de evolución asociado a dificultad para la deambulación. Refería haber sufrido un accidente de tráfico hacía 22 años, con fractura en el cotilo izquierdo en múltiples fragmentos, fractura de isquion, herida incisiva contusa en la rodilla izquierda con desinserción de tendón rotuliano y fractura de tibia izquierda. Asimismo, había presentado desgarro hepático, fracturas costales y fractura de escápula.

Entre sus antecedentes patológicos destacaban hipertensión arterial, diabetes y brucelosis a los 20 años de edad. Utilizaba un alza de 4 cm y bastón para la deambulación.

Examen Físico

A la exploración, el paciente presentaba marcha en Trendelenburg, asimetría de los miembros inferiores con el izquierdo más corto y en rotación externa y limitación a la rotación de la cadera izquierda. No se evidenció ningún déficit neurovascular distal.

Pruebas Complementarias

• Analítica completa: marcadores de infección dentro de los límites normales.

• Rx simple: artroplastia de resección en la cadera izquierda, y signos de anquilosis en el fémur y la pelvis (fig.1).

• Gammagrafía con indio: descarta un cuadro infeccioso.

• TC: secuelas de artroplastia de resección de Girdlestone, con focos de osificación distrófica en las partes blandas adyacentes.

Diagnóstico

Se estableció diagnóstico de secuelas de artroplastia de resección tipo Girdlestone en la cadera izquierda tras un accidente de tráfico.

Tratamiento

Se procedió a la colocación de una prótesis total de cadera izquierda modular con cotilo de tantalio más polietileno constreñido, con un abordaje posterior de cadera (fig. 2).

Evolución

La evolución postoperatoria fue satisfactoria y el paciente fue dado de alta a los 7 días de la cirugía. Durante su ingreso fue valorado por el Servicio de Rehabilitación. A los 4 meses de la intervención, el paciente presentaba un adecuado patrón de la marcha con disminución del dolor en la cadera izquierda y deambulaba sin bastón, siendo capaz de subir y bajar escaleras. Asimismo, mejoró notablemente el rango de movilidad de la rodilla izquierda. Por todo ello, el grado de satisfacción del paciente tras la cirugía es excelente.

Después de 1 año de seguimiento, el paciente no ha presentado ninguna complicación secundaria a la cirugía.

Discusión

La artroplastia de resección fue descrita por Girdlestone en el año 1943, como una técnica quirúrgica enfocada al tratamiento de la artritis séptica de cadera. En la actualidad esta cirugía, tras numerosas modificaciones, continúa siendo de utilidad.

La artroplastia de resección es útil en el manejo del dolor y proporciona una buena movilidad de la cadera. Sin embargo, estos pacientes presentan dificultad para la marcha por la dismetría que provoca y la mayoría de ellos necesitan muletas para la deambulación.

El deterioro que presentan las partes blandas, con la formación de abundante fibrosis, la distorsión de la anatomía normal de la zona y el déficit óseo hacen que la reconstrucción protésica sea técnicamente difícil y elevan el riesgo global de complicaciones. La complicación más frecuente es la luxación protésica, y los factores que probablemente predisponen a esta complicación son la difícil orientación de los componentes protésicos y, sobre todo, la tensión que aportan las partes blandas. En nuestro paciente esto fue compensado con la colocación de un inserto acetabular constreñido.

En general, la principal ganancia se produce en la marcha y la mayoría de los pacientes logran abandonar de manera parcial o total las muletas. Sin embargo, resulta fundamental conocer las expectativas de cada sujeto sobre su recuperación funcional y social. En las personas jóvenes y activas, la reconstrucción protésica es una buena opción terapéutica.

Bibliografía

1. Ballard WT, Lowry DA, Brand RA. Resection arthroplasty of the hip. J Arthroplasty. 1995; 10: 772-9.

2. Charlton WP, Hozack WJ, Teloken MA, Rao R, Bisset GA. Complications associated with reimplantation after Girdlestone arthroplasty. Clin Orthop. 2003; 407: 119-26.

3. Del Río-Alonso J, Valentí-Azcárate A, Duart-Clement J, Valentín-Nin JR. Prótesis total de cadera tras artroplastia de resección. Rev Ortop Traumatol. 2006; 50: 414-8.

4. Pagnano MW, Trousdale RT, Hanssen AD. Outcome after reinfection following reimplantation hip arthroplasty. Clin Orthop. 1997; 338: 192-204.

5. Rittmeister M, Manthei L, Hailer N. Prosthetic replacement in secondary Girdlestone arthroplasty has an unpredictable outcome. Int Orthop. 2005; 29: 145-8.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100148i_Foto1.jpg Fig. 1.
C100148i_Foto2.jpg Fig. 2.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título: Visor web de Casos Clínicos de Residentes en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2011
ISBN: 978-84-7989-690-4