- Pelvis y columna vertebral -
(C100137)

Tratamiento quirúrgico en fractura aislada de ala iliaca

Ana Mejía Casado
Riego Fernández, Rivas Felice, García Cabanas

Cirugía Ortopédica y traumatología
HOSPITAL UNIVERSITARIO LUCUS AUGUSTI. Lugo (LUGO)

Supervisión

Ibañez Martin

Facultativo Especialista De Área y Tutor de Residentes

Historia clínica

Anamnesis

Motorista de 58 años de edad, con antecedentes de cistectomía radical por carcinoma vesical y portador de ureteroileostomía de tipo bricker, que es atendido en el Servicio de Urgencias tras sufrir un accidente de tráfico y presentar dolor pélvico.

Examen Físico

Hemodinámicamente, el paciente se encuentra estable. Presenta dolor agudo en la cresta iliaca izquierda, que aumenta y crepita con la palpación, y deformidad con respecto a la contralateral. Se aprecia un hematoma extenso en la fosa iliaca y en los flanco izquierdos. El abdomen y la exploración neurovascular se encuentran dentro de la normalidad

Pruebas Complementarias

- Rx simple anteroposterior de la pelvis: fractura desplazada del ala iliaca izquierda con posible afectación del acetábulo izquierdo (fig. 1A).

- TC abdominopélvica: confirma la existencia de una fractura multifragmentaria del ala iliaca izquierda; descarta el compromiso acetabular y la afectación de órganos abdominopélvicos (fig. 2).

Diagnóstico

Fractura aislada multifragmentaria desplazada del ala iliaca izquierda de tipo 61-A2.1 de la Orthopaedic Trauma Association (OTA) y de tipo A1 de Tile.

Tratamiento

A la espera de realizar tratamiento definitivo, se instaura pauta analgésica y se coloca tracción cutánea en el miembro inferior izquierdo, que se retira al confirmarse la falta de compromiso acetabular. Posteriormente, se interviene quirúrgicamente; se realiza reducción abierta mediante abordaje ilioinguinal ampliado en sentido femoral y fijación interna con placa de reconstrucción sobre la cresta iliaca izquierda y tornillos supracetabulares (fig. 1B).

Evolución

Durante el ingreso, el paciente sufre un episodio de íleo paralítico, que se resuelve sin complicaciones; tolera la sedestación a los 5 días de la intervención e inicia la deambulación en descarga al cabo de 1 semana. Es dado de alta a los 12 días de la intervención con buena movilidad y control del dolor.

A los 3 meses de la intervención, muestra buena movilidad y camina con ayuda de bastones. Radiológicamente, se observan buena evolución de la fractura y una osificación heterotópica de grado III, según la clasificación de Brooker1, no dolorosa.

Discusión

Las fracturas aisladas del ala iliaca de causa traumática que no afectan al anillo pélvico son raras y tienen poca repercusión en la literatura médica. Clasificadas como de tipo A de Tile, se consideran estables. Al no provocar inestabilidad pélvica y consolidar sin dificultad, gracias a la gran vascularización que le aporta la envuelta muscular, en su mayor parte son tratadas de forma conservadora2. Sin embargo, debido a su mecanismo de producción (generalmente, traumatismos de alta energía) y a su proximidad anatómica, pueden estar asociadas a lesiones de grado moderado-grave de estructuras vasculonerviosas y de órganos abdominopélvicos circundantes, algo que siempre hay que sospechar3,4.

Las indicaciones quirúrgicas para este tipo de fracturas son pocas: las muy desplazadas, inestables, conminutas, abiertas o asociadas a extensas escoriaciones o heridas abiertas, aquellas que produzcan incarceración o herniación intestinal a través de la fractura o afectación neurovascular, que ocasionen deformidad inaceptable, o que comprometan la piel circundante o la función pulmonar debido al dolor5.

Habitualmente, este tipo fracturas responden bien al tratamiento conservador; no obstante, en aquéllas con desplazamiento aceptable, en ausencia de otro tipo de complicaciones y ante la probabilidad de que se produzcan alteraciones de la consolidación, podría considerarse el tratamiento quirúrgico; el máximo beneficio de éste para el paciente es que le permite una movilización precoz y el control del dolor y, con ello, la disminución del tiempo de recuperación y del coste total del tratamiento.

Bibliografía

1. Medina-Gálvez N, García-Manzanares MD, Pedraz-Penalva T, Tornero-Jiménez D, Sunyer M, González-Martínez R. Actualización sobre el diagnóstico y tratamiento de la osificación heterotópica. Rehabilitación. 2008; 42: 34-43.

2. Abrassart S, Stern R, Peter R. Morbidity associated with isolated iliac wing fractures. J Trauma. 2009; 66: 200-3.

3. Switzer JA, Nork SE, Routt ML Jr. Comminuted fractures of the iliac wing. J Orthop Trauma. 2000; 14: 270-6.

4. Amr SM, Abdel-Meguid KM, Kholeif AM. Neurologic injury caused by fracture of the iliac wing (Duverney’s fracture): case report. J Trauma. 2002; 52: 370-6.

5. Routt ML Jr, Simonian PT, Swiontkowski MF. Stabilization of pelvic ring disruptions. Orthop Clin North Am. 1997; 28: 369-88.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100137i_1.jpg Fig. 1. A. Rx anteroposterior de pelvis que muestra la fractura del ala iliaca izquierda. B. Rx de control posquirúrgica.
C100137i_2.jpg Fig. 2. Imágenes de TC en las que se aprecia la fractura del ala iliaca. A. Imágenes de reconstrucción tridimensional de la pelvis. B. Cortes coronales en los que se observa la articulación coxofemoral.

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título:
ISBN: