- Cadera y muslo -
(C100136)

Posibilidades quirúrgicas en el tratamiento de las fracturas luxación de cadera

GISELA CALBET MONTCUSÍ
Coloma Saiz, Maltés Fernandois, Baduell Marti

COT
HOSPITAL DE SANT JOAN DE REUS. Reus (TARRAGONA)

Supervisión

Rodriguez Gangoso

Director de Servicio

Historia clínica

Anamnesis

Presentamos el caso de 2 pacientes varones jóvenes (caso 1: 38 años; caso 2: 49 años) que son atendidos en el Servicio de Urgencias después de sufrir un accidente automovilístico. No presentan antecedentes patológicos de interés ni alergias medicamentosas conocidas.

Examen Físico

A la exploración, se observan deformidad y acortamiento de la extremidad inferior izquierda, e impotencia funcional de esta extremidad. No se identifican alteraciones vasculares ni neurológicas. Ambos pacientes presentan policontusiones y erosiones. Están estables hemodinámicamente.

Pruebas Complementarias

Se realizó de entrada una Rx simple y, posteriormente, para ampliar el estudio, una TC. En estas pruebas de imagen, se observa lo siguiente:

- Caso 1: fractura conminuta de cabeza femoral izquierda con luxación posterior coxofemoral con pérdida de vascularización de la cabeza, y fractura parcelar del pilar posteroinferior del acetábulo izquierdo.

- Caso 2: fractura-luxación de grado IV de Pipkin de cadera izquierda, con fragmentación del techo, de la pared posterior y del isquion izquierdos, y luxación posterior de la cabeza femoral.

También se fueron realizando controles analíticos para mantener el hemograma en valores óptimos y poder realizar transfusiones sanguíneas en caso necesario.

Diagnóstico

- Caso 1: fractura-luxación conminuta de la cadera izquierda de tipo 31, C3 de la AO y de tipo Pipkin III (luxación posterior con fractura cefálica a la fóvea capitis y fractura del cuello femoral) (fig. 1).

- Caso 2: fractura-luxación conminuta de la cadera izquierda de tipo 31, C3 de la AO y de tipo Pipkin IV (fracturas cefálica, del cuello femoral y del acetábulo) (fig. 2).

Tratamiento

- Caso 1: tratamiento quirúrgico mediante osteosíntesis con placa trocantérica, cerclajes y prótesis total de cadera (cerámica-cerámica).

- Caso 2: tratamiento quirúrgico con reconstrucción y osteosíntesis del acetábulo con placa, y osteosíntesis con placa DHS a 95º femorocefálica y cerclajes.

Evolución

La evolución clínica y radiológica es correcta. Los dos pacientes deambulan con carga parcial (caso 1: a los 3 meses de la intervención quirúrgica; caso 2: a los 6 meses del tratamiento definitivo), balance articular de cadera y rodilla recuperado, y presencia de signos de consolidación radiológica. En el último control radiológico del paciente del caso 1, tratado con una prótesis total de cadera, se observan calcificaciones heterotópicas.

Discusión

Para sufrir una luxación de cadera son necesarias fuerzas de alta energía transmitidas al fémur, que a veces impactan contra el acetábulo, por lo que la luxación se puede acompañar de fractura del acetábulo y de la propia cabeza femoral.

Según la dirección en que se luxa la cabeza femoral y la posible asociación de fracturas, se clasifican en luxaciones anteriores, posteriores o centrales1.
En las posteriores, el nervio ciático puede resultar lesionado. Los músculos cortos de la cadera siempre sufren desgarros.

Los vasos que irrigan la cabeza femoral pueden romperse o quedar acortados y producirse una trombosis secundaria. El riesgo de necrosis avascular de la cabeza femoral es importante2

El diagnóstico se confirma con la Rx simple. La TC sirve para completar el estudio de las lesiones asociadas.

Las fracturas de la cabeza y del cuello femoral asociadas a luxación de cadera han sido clasificadas por Pipkin (tipos I, II, III y IV), en función de la localización y su asociación a fractura cefálica.

La base del tratamiento se centra en evitar complicaciones mediante una reducción inmediata y, posteriormente, proporcionar una articulación congruente y estable3

Las complicaciones con mayor incidencia en estos casos son las lesiones del nervio ciático (traumática o yatrógena), necrosis avascular (incidencia del 18-33%), miositis osificante (osificación heterotópica), artritis o luxación recidivante.

Las secuelas que pueden aparecer con más frecuencia son la artrosis, parálisis del nervio ciático y disminución del balance articular de la cadera.

Bibliografía

1. Bucholz RW, Heckman JD, editores. Rockwood & Green’s. Fracturas en el adulto. Vol. 2. 5.ª ed. Madrid: Marbán Libros; 2007. p. 1549-56.

2. Kapandji Al. La cadera. En: Fisiología articular. Vol. 2. 5.ª ed. París: Editorial Médica Panamericana; 1998; p. 14-75.

3. Helfet DL. Surgical techniques for acetabular fractures. En: Tile M, coordinador. Fractures of pelvis and acetabulum. 3.ª ed. Filadelfia: Lippincott Williams & Wilkins; 2003. p. 533-603.

Tablas, imágenes o figuras:

Haga clic para ver los archivos
Acción Nombre archivo Pie de foto Visualizar
C100136i_Imagencaso1.png Fig. 1. Caso 1: Rx simple inicial (izquierda) y posquirúrgica (derecha).
C100136i_Imagencaso 2.png Fig. 2. Caso 2: Rx simple inicial (izquierda) y posquirúrgica (derecha).

Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título:
ISBN: