- Rodilla -
(C100107)

Rotura crónica tendón cuadricipital

Mario López Antón
Illán Franco, Martínez Ros, Carrillo Piñero

COT
HOSPITAL UNIVERSITARIO VIRGEN DE LA ARRIXACA. Murcia (MURCIA)

Supervisión

Clavel Rojo

Adjunto

Historia clínica

Anamnesis

Varón de 66 años de edad que acude a nuestra consulta remitido por su médico de Atención Primaria por imposibilidad para la extensión completa de la rodilla izquierda.

No presenta alergias medicamentosas conocidas y como única comorbilidad asociada reporta hipertensión arterial crónica en tratamiento médico.

El paciente refiere que 9 meses antes sufrió una caída casual, con limitación funcional para la extensión.

Examen Físico

A la exploración del miembro inferior afecto, se aprecia imposibilidad para la extensión activa completa de la rodilla. La extensión pasiva es completa.
Se evidencian dolor a la palpación y un defecto palpable a unos 2 cm por encima de la rótula (signo del hachazo). La deambulación se produce con una discreta cojera y existe limitación para subir y bajar escaleras. No se observa afectación neurovascular asociada.

Pruebas Complementarias

- Rx simple anteroposterior y lateral de ambas rodillas: situación baja de la rótula en el miembro inferior izquierdo, con respecto al contralateral.

- RM: rotura completa del tendón cuadricipital, con derrame articular asociado (fig. 1).

Diagnóstico

Rotura crónica completa del tendón cuadricipital izquierdo.

Tratamiento

Se decide realizar tratamiento quirúrgico programado. En un primer tiempo, se procede al desbridamiento de todo el tejido fibrótico y cicatricial presente; queda un defecto de unos 3 cm. En un segundo tiempo, se realiza la liberación del músculo cuadricipital hasta el tercio medio del fémur para conseguir un descenso del cabo proximal.

Dado que no quedó cabo distal tendinoso, decidimos llevar a cabo la reinserción con sutura por medio de dos arpones anclados en el polo superior de la rótula. Se realizó una sutura directa sin alargamiento tendinoso (fig. 2).

Se reforzó la sutura con un colgajo triangular cuadricipital de base distal, según la técnica de Scuderi.

Evolución

La Rx de control postoperatoria fue satisfactoria, así como la evolución clínica. La rodilla afecta se mantuvo inmovilizada durante 3 semanas con ortesis bloqueada en flexión de 10º, con lo que ésta aumentó 15º cada semana. Se asoció un programa de rehabilitación a partir de la tercera semana.

En la revisión en consulta a los 6 meses, el paciente presentaba una recuperación funcional con extensión completa activa de la rodilla contra gravedad y una fuerza de 5/5. La satisfacción del paciente también fue completa.

Discusión

La rotura del tendón del cuádriceps constituye la lesión más frecuente del aparato extensor después de las fracturas de rótula. Se distingue entre la rotura del propio tendón (60%) y la desinserción cuadricipital (40%)1.

En roturas agudas del mecanismo extensor, la reparación directa puede lograr resultados favorables. El retraso en la reparación empeora los resultados2. En el caso clínico presentado, el retraso era muy grande (9 meses), por lo que resultó sorprendente que se consiguiera la mejoría completa.

En casos de rotura completa del tendón cuadricipital con defecto palpable e incapacidad para levantar la pierna, está indicada la reparación directa asociada o no a la técnica de Scuderi, así como una posterior inmovilización durante 4 semanas en ligera flexión (10-15º).

La rotura crónica se asocia a retracción de partes blandas y fibrosis, por lo que, a menudo, es necesario recurrir a alargamientos tendinosos o al uso de injerto asociado a cerclaje con alambre de refuerzo3.

El tratamiento de elección en las roturas completas es el quirúrgico, de modo que el conservador con inmovilización en extensión durante 4-6 semanas queda reservado para las roturas parciales con el retináculo extensor intacto.

En nuestro caso, la retracción pudo ser solventada mediante liberación cuadricipital y sutura directa, sin que fuera preciso proceder al aporte de injerto ni al alargamiento del cuádriceps. Esto, asociado a un colgajo de refuerzo, representa una buena opción terapéutica.

Aunque el diagnóstico sea muy tardío, aconsejamos realizar reparaciones quirúrgicas de las roturas crónicas del cuádriceps.

Bibliografía

1. Aït Si Selmi T, Neyret P, Rongieras F, Caton J. Roturas del aparato extensor en la rodilla y fracturas de rótula. En: Técnicas quirúrgicas en Ortopedia y Traumatología. Vol. IV. Barcelona: Elsevier; 2009. p. 1911-26.

2. Schenck Jr RC. Lesiones de la rodilla. En: Bucholz R, editor. Rockwood & Green's. Fracturas en el Adulto. Tomo 2. Madrid: Marban; 2003. p. 1843-1938.

3. Grim C, Lorbach O, Engelhardt M. Quadriceps and patellar tendon ruptures. Orthopade. 2010; 39: 1127-34.

Tablas, imágenes o figuras:


Palabras Clave para Búsqueda (tag)

Datos libro publicado

Título:
ISBN: